• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

El Gobierno abandonó a cabo herido

Luego de recibir un tiro en el Batallón Bolívar del Ejército, Richard Sánchez fue dejado sin empleo ni dinero para su tratamiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Familiares de Richard Sánchez Campos, cabo primero retirado del Ejército, reclaman al Gobierno por haberlo abandonado a su suerte luego de que le amputaron la pierna izquierda como consecuencia de una herida por proyectil.

Sánchez, de 26 años de edad, fue uno de los seis lesionados durante un tiroteo en el interior del 311 Batallón Bolívar del Ejército, en Fuerte Tiuna, el 21 de agosto de 2010. En este suceso murieron un capitán y un teniente. El soldado Jefferson Trujillo hizo los disparos con un fusil AK-103 durante una discusión con los oficiales.

Debido a la herida Sánchez permaneció 9 meses en el hospital militar Carlos Arvelo. En febrero de 2012 ingresó una vez más al centro de salud y el 1° de mayo fue necesario amputarle la pierna izquierda.

Desde entonces, indican informes médicos, el hombre “presenta incapacidad total y permanente para la vida militar”.

Sánchez fue dado de baja y quedó sin empleo. Actualmente está en Acarigua y carece de medios para la manutención de sus tres hijos, señaló su madre Mariela Campos.

Ante los reiterados reclamos el Ministerio de la Defensa, a través de Seguros Horizonte, ofreció una compensación de 10.000 bolívares. Los familiares del soldado consideran que esto es una ofensa. Indicaron, por ejemplo, que la prótesis para la extremidad amputada costaba 145.000 bolívares el año pasado, sin contar con los daños morales ocasionados por la lesión.

“Esto es una burla. Él estaba en servicio cuando esto ocurrió. No es posible que el Ejército lo abandone así. Les entregué a mi hijo en perfectas condiciones”, dijo Campos.