• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

García Velutini fue un secuestrado de la guerrilla colombiana

Las investigaciones sobre este suceso siempre terminaron en un callejón sin salida, igual que en el caso del banquero Azpúrua

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 3 de febrero se cumplirán 3 años de la liberación del presidente de Vencred y miembro de la directiva del Banco Venezolano de Crédito, Germán García Velutini.

El banquero fue secuestrado el miércoles 25 de febrero de 2009 a las 5:15 pm en Sarría, en la rampa de acceso a la avenida Boyacá. Dos minutos antes había salido de su trabajo manejando un automóvil compacto Audi A3 azul marino y sin escoltas. Siguió la vía que solía tomar, en una rutina que lo hizo más vulnerable.

Los testimonios de vecinos del sector y las pesquisas desarrolladas por la División Antiextorsión y Secuestros de la policía judicial revelaron que se trató de una operación planificada y con alto grado de sincronización, en la que participaron por lo menos ocho hombres armados con ametralladoras y vestidos con flux.

Los llamados "pegadores" (encargados de hacer la captura de la víctima) usaron aproximadamente tres vehículos vendidos a través del portal www.tucarro.com <http://www.tucarro.com/> . Un Mercedes Benz, utilizado para bloquear el paso de la víctima; una camioneta Chevrolet Lúmina azul en la que se llevaron a García y un Mitsubishi gris, utilizado para apoyo. Los dos últimos carros fueron abandonados minutos después en La Florida.

Irregulares. El ex jefe de la División Antiextorsión y Secuestros del Cicpc, comisario jubilado Sergio González, dijo que el secuestro del presidente de Vencred fue obra del mismo grupo que en abril de 2005 plagió a Jorge Azpúrua, entonces presidente de Banpro.

"García Velutini fue un secuestrado de la guerrilla colombiana. Hay casos excepcionales en los que ellos operan. Son alrededor de 10. Cuando tienen un objetivo van ellos mismos y ejecutan", señaló.

González difiere del consultor Fermín Mármol en cuanto a que los plagios a García Velutini y Azpúrua fueron ejecutados por individuos contratados por los irregulares colombianos. Ellos no tienen necesidad de llegar a acuerdos con terceros, según el ex policía.

Un informe emitido de la policía judicial, cuando García tenía un mes en cautiverio, indica que todos los esfuerzos por identificar a los captores a través de análisis de telefonía, testimonios y experticias a los vehículos utilizados por los hampones terminaron en callejones sin salida.

En ese momento todo apuntaba a una conexión colombiana. El Mercedes Benz usado para interceptar al auto en el que se desplazaba la víctima fue visto días antes en el Instituto Diagnóstico de San Bernardino. Formalmente, era propiedad de un tal José Contreras, pero en realidad fue adquirido a nombre de él porque se aprovecharon de que había extraviado su cédula de identidad en El Piñal, Táchira.

Los pesquisas oficiaron a Interpol Colombia para determinar si la huella estampada en el documento de compra-venta del referido automóvil pertenecía alguna persona registrada en ese país. No se obtuvo respuesta. El rastro dactilar fue enrarecido deliberadamente en el momento de hacer la transacción en la notaría, de acuerdo con González.

En última instancia, según el policía jubilado, los casos de García Velutini y Azpúrua terminaron con la liberación de ambas víctimas luego de hacer pagos millonarios en el exterior. Las dos negociaciones, además, se desarrollaron a través de medios electrónicos y usando mensajes cifrados a través de clasificados de prensa.

García Velutini fue liberado en el Parque del Este luego de 343 días de cautiverio. Luego se mantuvo en silencio hasta diciembre del año pasado cuando dio una entrevista a El Universal. En ese diálogo el banquero destacó la corrección y "disciplina militar" de sus captores que, antes de ponerlo en libertad, le advirtieron a través de un mensaje escrito: "No nos vaya a buscar".

Alto perfil

*Mely Alejandra Carrero Rivas. Estudiante de Derecho secuestrada por las FARC el 10 de mayo de 1999 y vendida al ELN. La liberaron el 12 de noviembre de ese año con mediación del capitán de navío (r) Ramón Rodríguez Chacín.

*Richard Boulton. El empresario fue plagiado en una finca de Carabobo el 15 de julio de 2000 y liberado en Colombia exactamente dos años después. Permaneció rehén de las AUC. Ha sido el plagio más costoso de la historia venezolana.

*Maura Villarreal. La madre del entonces grandeliga Ugueth Urbina fue secuestrada por un frente de las FARC en los Valles del Tuy el 1° de septiembre de 2004 y rescatada durante una acción policial en el sur de Bolívar, el 18 de febrero de 2005.

*Carmen Nácar y Jorge Quiñones. Madre y el padrastro del empresario Tobías Carrero. Fueron capturados por una célula del ELN en Alto Barinas el 28 de febrero de 2005. Aparecieron con vida el 12 de mayo de ese año.

*Jorge Azpúrua. Propietario de Banpro fue capturado en San Román el 7 de abril de 2005 y liberado en Macaracuay el 24 de diciembre de ese año. Caso atribuido a las FARC.

*Wilson Ramos. El grandeliga fue plagiado el 9 de noviembre de 2011 cuando visitaba a su madre en Valencia. Lo rescataron dos días después en Aguas Claras, una zona montañosa carabobeña. Hubo tres detenidos.