• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

GNB agredió a damnificados que tomaron edificios en Cumaná

Los refugiados señalaron que la invasión fue una medida desesperada pues están cansados del hacinamiento en los albergues

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los damnificados refugiados en El Timonel y en el polideportivo Félix “Lalito” Velásquez fueron desalojados violentamente por los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana cuando invadieron unos edificios que están construidos en una parte de los terrenos de la Arquidiócesis de Cumaná.

El lunes, cerca de las 11:00 pm, más de 100 familias damnificadas, entre las que se encuentran algunas del sector Bebedero y El Pinar, tomaron los apartamentos de estos edificios casi listos que están en el sector Villa Olímpica, en la avenida Bolivariano, porque no soportan el hacinamiento en sus refugios, además de la falta de servicios básicos y atención gubernamental.

Los funcionarios de la GNB junto con la Guardia del Pueblo llegaron luego para mediar con los damnificados invasores y se llevaron a seis personas para establecer una mesa de diálogo en la sede del Destacamento Número 78 a las 7:00 am.

Pasadas las 8:00 am, los agentes regresaron disparando perdigones al lado de una persona con discapacidad, Eleazar Zerpa, y un niño de un año de edad.

“Ya habíamos aceptado el desalojo, pero empezaron con las agresiones; echaron dos plomazos al lado de dos niños y agredieron a un ciudadano discapacitado a quien le dieron un golpe en la cabeza y en la cara”, aseguró Aníbal Márquez, vocero de los damnificados.


Detenidos. Los refugiados denunciaron que la GNB apresó arbitrariamente a Rafael Quijada, Ana Vásquez, Marlene Salazar, María Guzmán, Andrés Sánchez y María Durán.

Los damnificados tomaron los edificios porque tienen tres años en situación de refugiados y no les han dado repuesta sobre las viviendas. Dicen que donde viven es inaceptable porque las cloacas se desbordan; viven cuatro familias en un solo cuarto y la inseguridad los ataca. Han enviado informes de la situación a diversos organismos y no han recibido ninguna repuesta.

“Por eso, nosotros nos vemos en la obligación de tomar este edificio. Supuestamente nosotros, los damnificados, somos prioridad del Gobierno desde el 5 de diciembre de 2010, pero nos han abandonado. Ninguna de las instituciones nos atiende; a los refugios no va nadie. Nosotros estamos solos, sin nadie que nos atienda. En todos los refugios hay condiciones infrahumanas”, afirmó Márquez.