• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Dos presos se fugaron de comandancia de Polimiranda

Uno era procesado por homicidio y el otro es un menor de edad que estaba en resguardo y a la orden del Juzgado 4° de Control

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos presos que estaban en la sala de guarda y custodia de la Comandancia General de Polimrianda se fugaron ayer en la madrugada, informó el director de esa institución, Elisio Guzmán.

Los evadidos son Hervis Enrique Escobar Márquez, de 21 años de edad, que estaba a la orden del Tribuna l6° de Control por el delito de homicidio, y un adolescente de 17 años de edad que se encontraba allí en resguardo y a la orden del Juzgado 4º de Control por tenencia de droga.

Guzmán indicó que se percataron de la ausencia de esos dos detenidos a las 6:00 de la mañana de ayer, cuando los funcionarios de guardia hicieron el recorrido diario de rutina.

Los evadidos abrieron una puerta, violentaron una reja, subieron a la azotea y salieron a la calle por la parte posterior de la Comandancia General de Polimiranda.

El jefe policial dijo que no han descartado hipótesis alguna acerca de la evasión. “No sabemos si utilizaron la fuerza o si existe complicidad interna”, expresó.

El fiscal auxiliar 1º dio instrucciones y el Cicpc efectúa las pesquisas para determinar cómo ocurrieron los hechos. “La justicia se aplicará a quien tenga que aplicarse. Aquí no aceptamos irregularidades”, dijo.

La Oficina de Control de Actuación Policial de Polimiranda inició una averiguación. Desde febrero ese organismo no recibe cupos en las cárceles para trasladar presos que están bajo custodia. Actualmente hay 196 detenidos en las salas de guarda y custodia y estas tienen capacidad para 150 personas.

Guzmán reiteró que esa policía atraviesa una situación grave hacinamiento en sitios que no son adecuados para el cumplimiento de pena. “Los hombres en estas condiciones entran en desesperación y por eso hacen huelgas de hambre y buscan fugarse”, dijo. “Si el Gobierno central intenta colapsar a la Policía de Miranda, por política, es una medida perversa porque están jugando con la vida de seres humanos”.