• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Fiscalía condena a cuatro efectivos del Cicpc por hechos de corrupción

Fueron condenados a tres años y cuatro meses de prisión | Foto: Archivo

Fueron condenados a tres años y cuatro meses de prisión | Foto: Archivo

Los detectives Leonardo Rodríguez, Jonathan Ovalles, Luis Díaz y el inspector Wilson Alviarez le solicitaron a un comerciante 500 mil bolívares para no vincular a su negocio con hecho ilícitos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fueron condenados a tres años y cuatro meses de prisión a un inspector y tres detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, tras admitir haberle exigido dinero a un comerciante a cambio de no vincular a su local con hechos ilícitos.

El hecho ocurrió el 27 de abril en un establecimiento comercial ubicado en Táriba, municipio Cárdenas del estado Táchira.

En la audiencia preliminar, la fiscal 23 de esa jurisdicción andina, Juli Osorio, ratificó la acusación contra el inspector Wilson Alviarez, y los detectives Leonardo Rodríguez, Jonathan Ovalles y Luis Díaz por la comisión de los delitos de concusión y agavillamiento.

Tales tipos penales están previstos y sancionados en la Ley contra la Corrupción, y en el Código Penal.

Luego de la admisión del hecho por parte de los cuatro funcionarios del Cicpc y al analizar los elementos probatorios presentados por la fiscal del caso, el Tribunal 10 de Control de San Cristóbal dicto la referida sentencia condenatoria contra todos, cuya forma de cumplimiento será establecida por un tribunal de ejecución.

Adicionalmente, la mencionada instancia judicial le ordenó la inhabilitación para ejercer cargos públicos durante el tiempo de la pena, así como la prohibición de acercamiento a la víctima.

La tarde del 27 de abril, los policías se encontraban en funciones de patrullaje por el centro de la citada población, cuando ingresaron a uno de los locales del mercado municipal.

Poco después, el inspector y los detectives le exigieron al propietario la cantidad de 500 mil bolívares para no vincular a su negocio con un hecho ilícito, por lo que les entregó el dinero solicitado.

Una semana después, los condenados contactaron al hombre vía telefónica y le pidieron nuevamente 500 mil bolívares, razón por la que la víctima formuló la denuncia ante efectivos del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana.

Posteriormente, la mañana del 3 de mayo se llevó a cabo una entrega vigilada de dinero en el establecimiento, donde resultaron aprehendidos Alviarez, Rodríguez, Ovalles y Díaz.

Información del Ministerio Público.