• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Familiares señalan al Cicpc de ultimar a un joven

Ana Cecilia, hija de Pablo Barboza asesinado en Antímano para robarle el carro | ANTONIO.RODRIGUEZ

Ana Cecilia, hija de Pablo Barboza asesinado en Antímano para robarle el carro | ANTONIO.RODRIGUEZ

La víctima fue detenida el viernes en El Paraíso al acudir a la cita que le hizo una mujer llamada Jéssica que conoció por Facebook

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los familiares de Reidic Román, de 23 años de edad, muerto de dos tiros, el viernes 3 a las 2:00 pm por una comisión del Cicpc, niegan que el joven se hubiese enfrentado a los policías. Fue detenido cuando iba de parrillero en un mototaxi frente a Galerías Paraíso, en redoma de La India. El conductor del vehículo fue apresado y se desconoce su paradero.

Aleidy Barrios, madre del fallecido, dijo que hace días su hijo fue seducido por una joven que se identificó como Jéssica en Facebook. Ella lo citó por primera vez para encontrarse en Galerías Paraíso. Como Román vivía en La Vega tomó el mototaxi. Apenas el joven bajó del vehículo, frente al mall, varios hombres se le acercaron y le dijeron: "Yo soy Jéssica", lo golpearon y le dieron un disparo en una pierna; más tarde recibió otro disparo en el pecho. Murió en el hospital Pérez Carreño. Barrios presume que funcionarios del Cicpc le tendieron una trampa a su hijo. Lo acusaron de enfrentarse a ellos con un revólver calibre 38.

Barrios explicó que el jueves pasado una comisión del Cicpc irrumpió en una casa aledaña a la suya en la que causaron destrozos al creer que se trataba de la vivienda de su hijo. Al joven lo señalaban como presunto autor de un homicidio cometido el 14 de abril y otro ocurrido el 19 de ese mes. La madre indicó que el 19 de abril su hijo estaba con la familia en los Valles del Tuy.

Román vendía ropa. A los parientes les argumentaron en la morgue que no les habían entregado el cuerpo del joven porque no había ido ningún fiscal para el reconocimiento post mórtem.

Pablo Barboza, taxista de 55 años de edad, fue ultimado de un tiro en la cabeza, el viernes 3 a las 11:00 pm frente al Seguro Social de Antímano. Estaba afiliado a una línea de taxis de Macarao y esa noche hizo su primer servicio desde Las Adjuntas hasta Antímano. A los compañeros de trabajo les extrañó que Barboza no se hubiese comunicado con la central de los taxis. Murió en su auto Dodge Dart plateado.

"Dicen que fue para robarlo", dijo su hija Ana Cecilia Olivares, quien le hizo un llamado al presidente Nicolás Maduro para que le ponga mas atención a la inseguridad.


Cuatro muertos

A la morgue fueron ingresados 41 cuerpos de viernes a lunes. Entre las víctimas está Héctor Gil, de 33 años de edad, padre de 7 hijos, que vivía en la Nueva Toma, edificio invadido en la esquina de La Marrón, avenida Urdaneta. Con Gil son 4 las personas asesinadas en esa zona. Las primeras víctimas fueron Alejandro Aliva y Nelly León, el 11 de abril, el día del cierre de campaña del oficialismo, en la noche. El martes pasado mataron a Yonder Quintero dentro de un edificio invadido y a Gil lo ultimaron de 2 tiros, en la calle, el viernes 3 a las 9:30 pm.

Gil vendía papelón con limón en el centro de Caracas para mantener a su familia. Desde diciembre vivía en la invasión porque aspiraba a que el Gobierno le diera un aparamento para los suyos pues viven en una casa en situación de riesgo en Caricuao.