• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Familiares de 2 muertos en la Cota 905 negaron enfrentamiento

Foto Raúl Romero / Archivo

Foto Raúl Romero / Archivo

Denunciaron que a un ayudante de mecánica lo mataron en el taller en el que laboraba. A un obrero le dieron 2 tiros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Parientes de dos de las personas muertas a tiros el miércoles en la Cota 905 negaron que se hubieran enfrentado con el Cicpc y que registraran antecedentes. Además, se quejaron de los abusos cometidos contra familiares y vecinos.

Allegados a Juan Carlos Lucena, de 18 años de edad, ayudante de mecánico, explicaron que fue ultimado por funcionarios de la policía judicial junto con otra persona que estaba en ese local, ubicado en el sector Mata de Caucho. El hecho ocurrió a las 7:00 pm.

Lucena estaba en el taller porque el dueño le dijo que se quedara en vista de la situación que había en la Cota 905. Unos delincuentes que merodeaban por la zona intentaron entrar por el techo al local. Los policías derribaron la puerta, mataron a Lucena y a otra persona.

Relataron que el muchacho pedía que no lo mataran porque trabajaba para su madre, pero ignoraron sus súplicas.

El joven era el mayor de seis hermanos y el que mantenía a la familia porque su madre es epiléptica.

Denunciaron que a una hermana de Lucena, de 13 años de edad, que regresaba del colegio los policías la tomaron por el cabello para que dijera dónde estaban los delincuentes de la zona y le dijeron que la enseñarían a respetar.

Vecinos de la Cota 905 explicaron que cuando llegan los cuerpos policiales tienen que esconder la comida y todo lo que pueden porque los agentes se lo roban o lo destruyen.

El miércoles pasado hicieron lo mismo, se apoderaban de ropa, una se la llevaban y otra la rompían, y así hicieron también con la comida.

En La Vuelta. Ese día, entre las 12:30 pm y la 1:00 pm, Kewin David Castro López, de 23 años de edad, obrero de la construcción, regresaba a su casa en el sector La Vuelta. Venía de la casa de su novia, en el barrio 25 de Julio. Al oír disparos corrió, cayó y se fracturó un fémur; estaba a cinco viviendas de su domicilio. Al sitio llegaron funcionarios del Cicpc que les pedían a las dos hermanas de Castro López que lo soltaran porque ellas trataban de ayudarlo a caminar. No obstante, le dieron dos tiros en el pecho. Cuando la madre salió de la casa e intentó acercarse al cadáver de su hijo le colocaron una pistola en la cabeza, denunció Betsabé Calzadilla, familiar de la víctima.

Al herido no le prestaron auxilio y murió en el sitio. Media hora después llegó una unidad de la morgue para retirar el cadáver. Era el mayor de tres hermanos y único varón.

Se informó que un hombre conocido como el Virolo sería el autor del homicidio de Maritza Reyes, de 54 años de edad, dirigente comunal ultimada a tiros el 17 de este mes en Brisas de El Paraíso.