• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Familiares del Picure denuncian que en la morgue proponen cremar el cadáver

Las medidas de seguridad que aplica la Guardia Nacional Bolivariana ayer en la morgue de Bello Monte se agudizaron | Foto: Jorge Santos

Las medidas de seguridad que aplica la Guardia Nacional Bolivariana ayer en la morgue de Bello Monte se agudizaron | Foto: Jorge Santos

La propuesta se la hicieron a una tía en la medicatura de Bello Monte donde también plantearon que sea la mamá de Tovar Colina quien reclame el cuerpo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Familiares de José Antonio Tovar Colina, alias Picure, muerto el martes pasado en el sector Juan Ángel Bravo de El Sombrero, dijeron que de las personas fallecidas entre lunes y martes pasado en esa población seis eran inocentes. "Eran personas trabajadoras". Entre esas víctimas mencionaron al profesor Rafael Fernández, entrenador deportivo, quien ayer fue homenajeado en el estadio de esa población.

De los cuatro muertos el lunes pasado, tres eran familiares de una pareja que tuvo Tovar Colina y que no estaban vinculados a la banda.

Iris Colina, tía del Picure, indicó que ella, una hermana y unas sobrinas, llegaron a la morgue de Bello Monte el miércoles a las 3:00 pm para reclamar el cadáver, puesto que a la madre del fallecido le dio un ACV al conocer que su hijo estaba acorralado por los cuerpos policiales.

Tovar Colina era padre de cuatro niños y el mayor de dos hermanos. Junior Tovar, muerto este domingo, era su hermano por parte de padre.

"Él tenía su vida aparte. Lo estamos reclamando porque era un ser humano. Nosotros no tenemos por qué pagar lo que no hemos hecho", explicó la tía que reside en Chaguaramas, población distante de El Sombrero.

Contradicciones. La familia de Tovar Colina, de escasos recursos económicos, se ha encontrado con inconvenientes para retirar el cuerpo. En principio, en la morgue les indicaron que tenían que esperar 10 días para llevárselo porque el Cicpc tenía que hacer una serie de experticias e investigaciones al cadáver.

Después les propusieron cremarlo y entregarles las cenizas, lo cual rechazan porque quieren llevarlo a El Sombrero para sepultarlo, aunque sin velarlo.

En esa propuesta hay una contradicción, pues no se permite la cremación a las personas que mueren de manera violenta para que las autoridades tengan la posibilidad de exhumar el cadáver en caso de que sea necesario practicarle una nueva experticia.

Pero ayer a las 11:00 am una de las tías salió de la morgue para informar a sus otros familiares que le habían dicho que solo entregarían el cuerpo a la madre de Tovar Colina, lo cual es difícil porque la mujer está delicada de salud.

"Ya lo mataron, dejémoslo en paz. Madre es madre aunque su hijo sea el peor", dijo la tía del Picure, y luego agregó que tiene entendido que su sobrino nunca salió de Guárico porque se movía entre El Sombrero y poblaciones vecinas.

Cuando le preguntaron si Tovar Colina tenía apoyo del gobierno, Iris Colina señaló: "Eso dicen algunas noticias. Yo no lo creo".

Aunque el Ministerio Público no ha enviado boletín de prensa señalando que se inició una averiguación por las muertes ocurridas en El Sombrero, fuentes extraoficiales dijeron que fiscales de Derechos Fundamentales viajaron a la zona para averiguar si hubo exceso policial.

A Colina le preguntaron si el pueblo de El Sombrero está feliz por la muerte de su sobrino y dijo: "No creo que la gente esté feliz, porque el gobierno está sacando a la gente de sus casas y por eso hay temor".

La mujer tenía dos años sin ver a su sobrino, pero sabe que tienen atemorizada a la familia, entrando a sus casas sin órdenes de allanamiento. Dijo que les han destruido las viviendas y cargado con sus enseres. A la madre, además de destruirle la casa, le llevaron todo, incluida la ropa.

"Lo convirtieron en algo que no era", explicó la tía, al referirse a la relevancia que se le ha dado al Picure, quien no poseía el dinero que muchos creían que tenía. La familia está haciendo una colecta paran sufragar los gastos del sepelio.

Las medidas de seguridad que aplica la GNB en la morgue de Bello Monte ayer se agudizaron, pues no permitieron a la prensa ni a familiares de fallecidos permanecer en la plaza adyacente a la medicatura forense.