• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Falta de coordinación ocasiona enfrentamientos entre policías

El comisario Luis Karabin, director de la PNB, considera que los jefes deben reunirse | Foto Félix Espinoza / El Propio

El comisario Luis Karabin, director de la PNB, considera que los jefes deben reunirse | Foto Félix Espinoza / El Propio

Dos agentes fallecieron y cuatro quedaron lesionados durante altercados con colegas de otros entes de prevención ciudadana. Este año hubo cinco casos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 2013 se han registrado en Caracas cinco procedimientos policiales que terminaron con enfrentamientos entre funcionarios de distintos cuerpos de seguridad. El resultado: la muerte de dos agentes que recibieron disparos perpetrados por un colega y cuatro lesionados por golpes o arrollamiento.

En la mayoría de los casos, efectivos de un ente de seguridad que adelantaban una investigación, vestidos de civil, eran sorprendidos por patrulleros de otro cuerpo policial y al ver que estaban armados, los confundían con delincuentes. Solo en uno de los altercados, no se llegó a la agresión; pero, en las demás ocasiones se fueron a los golpes e incluso llegaron a accionar sus armas.

El 4 de diciembre un miembro de la Policía Nacional Bolivariana recibió un tiro en la cabeza durante un operativo de inteligencia en Coche, luego de que un polisucre, presuntamente, lo confundiera con un delincuente. El herido murió cuatro días después.

El director de la PNB, Luis Karabin, indicó que los procedimientos deben ser coordinados entre las instituciones que tienen competencia en el sector. Sin embargo, reconoció que en las acciones policiales que se producen ante la comisión de un delito, por ejemplo las persecuciones, la comunicación entre los cuerpos se complica.

“Es difícil evitar confusiones por la condición humana de los efectivos, que están alertas ante civiles armados. Si hay un procedimiento en caliente los funcionarios no tienen cómo reportar a otros cuerpos que están persiguiendo a unos delincuentes porque no hay una frecuencia radial compartida. Deben apelar a sus celulares”, explicó Luis Izquiel, experto en seguridad ciudadana.

El 19 de noviembre una comisión de Policaracas disparó contra un hombre que desenfundó un arma a las afueras del Hospital Miguel Pérez Carreño. Era un detective del Cicpc, quien al parecer, intentaba evitar un robo. Recibió un balazo en el pecho y fue hospitalizado.

Cinco días antes agentes de la Policía de Chacao estaban tras la pista de unos delincuentes que perpetraron un robo en Chacaíto. La persecución llegó hasta Las Mercedes, donde agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia realizaban una investigación encubierta. Se originó una pelea que dejó tres heridos: dos del Sebin agredidos a golpes y un polichacao arrollado por una patrulla del cuerpo de inteligencia del Estado.

“Hay casos en los que se presume que hay cómplices dentro de las policías y no se comparte información, para no poner en riesgo la operación”, dijo Karabin y recordó que ante cualquier situación irregular el funcionario debe observar y solicitar que el sospechoso se identifique antes de recurrir a la fuerza.

En la UD1 de Caricuao, el 19 de agosto dos Policaracas presuntamente se enfrentaron con tres efectivos del Cicpc, que los investigaban por el robo de una moto. En el hecho fue herido de muerte un agente de la policía municipal y el otro fue detenido.

“El deber de cualquier agente es detener a los delincuentes, aunque estén uniformados. Y no puede haber roces por eso, a veces los más jóvenes creen que es un aplique contra determinada institución”, aseveró Karabin.

El 26 de julio el Cicpc ingresó al estacionamiento del edificio Metropolitano de El Silencio, donde presuntamente había una carga de drogas y en el lugar se presentaron patrulleros de Policaracas. Al confundirlos con traficantes se produjo un enfrentamiento que alarmó a los vecinos y solo fue resuelto después de que la directiva de ambas instituciones dialogara. No hubo lesionados.


Parcialidad política. “La politización de la seguridad también es una razón para los enfrentamientos. El Gobierno no quiere trabajar con las policías de municipios y estados con autoridades de una tendencia diferente a la oficialista”, explicó Luis Izquiel.

El comisario Karabin aseguró que es la desidia de los directores de las policías lo que no permite una coordinación permanente. “Todos los cuerpos de seguridad ciudadana deberíamos estar articulados con el Plan Patria Segura, pero esas policías no asisten a las reuniones semanales que tenemos todos los directivos”, manifestó.

En tres de los cinco enfrentamientos entre funcionarios los protagonistas del altercado eran miembros de Policaracas y del Cicpc, entes cuya directiva está alineada a la opción política que promueve el Gobierno.



Otros casos

25 agosto 2012: Dos funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar y dos agentes de Polisucre resultaron heridos de bala durante un enfrentamiento en Los Chorros. Se conoció que los funcionarios de Polisucre se trasladaban en una moto que se quedó sin gasolina y cuando empujaban el vehículo hacia una estación de servicio cercana, supuestamente, fueron embestidos por una camioneta en la que iban los agentes de la DIM. Se produjo el intercambio de disparos y resultaron lesionados dos efectivos de la DIM y otros dos de Polisucre.


18 agosto 2012: Efraín Torres, de 22 años de edad, y Yoharkyn Matos, de 36 años, funcionarios activos de Polisucre, murieron en un enfrentamiento con agentes de Polichacao en El Marqués. Al parecer los polisucres pretendían robar a los que tripulaban el carro donde iba el funcionario de Polichacao. Una segunda versión indicó que los efectivos querían atrapar a los tripulantes del carro, pues suponían que se trataba de un grupo de antisociales.


22 septiembre 2011: Funcionarios de Policaracas y de la PNB se enfrentaron en la redoma de La India en El Paraíso, cuando los últimos detuvieron a un agente del cuerpo municipal por una infracción de tránsito. El efectivo se molestó, golpeó a los polinacionales y llamó refuerzos. Los municipales defendían a su compañero para que no se lo llevaran detenido, y los funcionarios de la PNB argumentaban abuso de poder y resistencia a la autoridad.


¿Quién debe actuar?


Desde 2001 la Ley de Coordinación de los Cuerpos de Seguridad regula las competencias de cada cuerpo policial en caso de que coincidan en un procedimiento. Según Luis Izquiel, esta normativa no se aplicó. Siete años después se aprobó la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional la cual contiene los parámetros para la coordinación.


Artículo 50: Los cuerpos de policía trabajarán de forma coordinada y sus niveles de actuación se adecuarán a la capacidad y los medios necesarios para enfrentar y solucionar las situaciones que se presenten.


Artículo 51: Corresponden a los cuerpos de policía municipal las situaciones que se producen en el ámbito local, a los cuerpos de policía estadal las que se producen y extienden al ámbito territorial de los estados, y al Cuerpo de Policía Nacional la actuación en los diferentes hechos que se producen en todo el territorio.


Artículo 52: Corresponden a los cuerpos de policía municipal las situaciones de baja complejidad, a los cuerpos de policía estadal las situaciones de complejidad media y al Cuerpo de Policía Nacional las situaciones de alta complejidad. Son indicadores de complejidad las redes y coaliciones grupales, la sofisticación de la modalidad delictiva y cualquier otro indicador que se establezca en el reglamento respectivo.


Artículo 53: Corresponden a los cuerpos de policía municipal las situaciones que requieran intervenciones de baja intensidad, a los cuerpos de policía estadal aquellas que requieran intervenciones de intensidad media y al Cuerpo de Policía Nacional las situaciones que requieran intervenciones de alta intensidad. Son indicadores de intensidad los recursos materiales, tecnológicos o de fuerza empleados.