• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Falleció hombre atrapado por batalla entre bandas

Angel Carmona recibió un tiro en el cuello mientras esperaba un transporte público en el barrio Bicentenario de Carapita, el viernes en la mañana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de tres días de agonía, murió en el hospital Miguel Pérez Carreño un hombre herido en el cuello al quedar atrapado en una batalla entre bandas de Carapita.

Angel Carmona, de 24 años de edad, salió de su casa el viernes a las 9 am en el barrio Bicentenario de Carapita, con la intención de hacer varias diligencias previas a las festividades de carnaval.

Mientras estaba en la parada de transporte colectivo se inició un tiroteo entre dos bandas. Carmona no tuvo tiempo de guarecerse. Uno de los proyectiles le perforó el cuello. El hombre comenzó a sangrar de manera profusa. De inmediato lo llevaron en un vehículo rústico al hospital Pérez Carreño. Un amigo de la víctima, Jesús Carmona, dijo que para el momento en que llegó al centro asistencial el daño cerebral había sido muy severo, debido a la pérdida de sangre.

La víctima murió el lunes a las 8 am. Pero fue ayer cuando los familiares iniciaron los trámites correspondientes para retirar el cadáver de la morgue de Bello Monte.

"Hoy en día los barrios no son nada fáciles. Quién iba a pensar que eso iba a ocurrirle a esa hora", comentó.



*Acuchillado.* El martes fue identificado uno de los dos cadáveres hallados sin documentos en fin de semana en Caracas. Se trata de Luis Alvarado Briceño, de 28 años de edad.

Sus restos fueron encontrados por transeúntes en el sector UD2 de Caricuao, el sábado en la mañana. Briceño falleció como consecuencia de numerosas heridas con arma blanca, una de ellas en el cuello.

Alvarado estuvo con una mujer en la casa de su tío Pedro Briceño. El sábado en la mañana, salió caminando hacia su vivienda, ubicada a medio kilómetro del inmueble donde pernoctó. En ese trayecto fue interceptado y asesinado..

Los restos de la víctima llegaron a la morgue sin sus dos teléfonos y su billetera. Presumen que fueron robadas por los homicidas.

El cadáver de Alvarado permaneció tres días en la morgue pues su tío no había constatado lo sucedido. Era cocinero en un restaurant chino del centro comercial Sambil de Caracas. Cuando no acudió a sus labores, el sábado, sus compañeros llamaron a Briceño.