• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Facultades de la UCV sin clases por robos

Mariana Suárez, presidente del Centro de Estudiantes, aseguró que han presentado más de cinco planes de seguridad ante las autoridades de la UCV, sin que hasta ahora haya habido solución alguna

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ezequiel Montilla, estudiante del primer semestre de la Escuela de Estudios Políticos de la UCV, perdió su viaje a la universidad porque no hubo clases. Las actividades fueron suspendidas por causa de un robo ocurrido el primer día del año. En los pasillos de la escuela los estudiantes caminaban desconcertados y conversaban entre sí. El cielo raso de las oficinas de Extensión y Control de Estudios y la Sala de Profesores mostraba cables, tubos y lámparas rotas. Varios boquetes indicaban que por allí habían sustraído seis equipos de computación. La puerta trasera fue forzada.

“Le habían colocado puntos de soldadura a las rejas para que no las pudieran violentar, pero resulta que se metieron por el techo”, dijo Montilla.

El suceso obligó la suspensión de las actividades en toda la facultad hasta el próximo lunes. A comienzos de semana en Arquitectura tomaron una decisión similar: las clases arrancarán una semana después porque desconocidos abrieron un boquete en la parte externa de la escuela.

Mariana Suárez, presidente del Centro de Estudiantes, aseguró que han presentado más de cinco planes de seguridad ante las autoridades de la UCV, sin que hasta ahora haya habido solución alguna.

En vista del silencio de las autoridades, Fabiana Garantón, alumna de Derecho, señaló que serán los propios jóvenes quienes se dediquen a buscar respuestas efectivas.

“Nuestro deber es estudiar, no garantizarnos la seguridad, pero si nadie lo hace y vamos a morir estudiando, buscaremos la forma de garantizárnosla”.

Albert España, director de Seguridad de la UCV, informó que no cuentan con protección exclusiva para esa escuela. Señaló que los puntos de vigilancia prometidos por el Ministerio del Interior para los accesos a la universidad, han sido irregulares.

“Debería ser las 24 horas del día, pero cuando vienen llegan a las 8:00 am y se van al rato”. La UCV cuenta con 200 vigilantes y 8 motos. Solo las puertas de Plaza Venezuela y los accesos al Clínico tienen custodia.

Luego del asesinato de los hermanos Edinson y Said Balsa, registrado en el quirófano del Hospital Clínico Universitario el 29 de junio del año 2014, el ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, para en ese entonces, se reunió con el ministro de Salud, Francisco Armada, y los directores de todos los hospitales de Caracas.

Acordaron sumar los centros de salud al "patrullaje inteligente". Rodríguez Torres señaló que funcionarios de la PNB asumirían la custodia de los hospitales. Sin embargo, en el caso del HUC el plan generó polémica pues se debatió si esa medida violaría la autonomía del recinto universitario.

En ese entonces, la rectora Cecilia García Arocha respondió a las declaraciones de Torres: “El problema no se resuelve con policías y la Guardia Nacional Bolivariana en los alrededores del Clínico. Hay que solucionar el problema de la inseguridad que hay en el país, pues en 15 años de gobierno ha habido más de 200.000 muertos a manos del hampa y solo en junio de este año hubo 344 asesinatos".

En aquel momento Arocha dijo que en los últimos seis años habían pedido al gobierno, en reiteradas oportunidades, que instalara puntos de control en las entradas de la universidad y eso no fue logrado, así como tampoco habían tenido respuesta de las 91 denuncias de agresiones cometidas en esa casa de estudios, presentadas en el Ministerio Público y en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.