• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Expertos recomiendan tener prudencia al ser atacados por delincuentes

Funcionarios del Cicpc inspeccionaron el área donde fue ultimado el arquitecto Alejandro Fermín | Foto: Álex Delgado

Funcionarios del Cicpc inspeccionaron el área donde fue ultimado el arquitecto Alejandro Fermín | Foto: Álex Delgado

Javier Gorriño y Fermín Mármol García indican que delincuentes disparan a matar sin contemplación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Quieto es quieto”, es la recomendación de los expertos en materia de seguridad ante los más recientes ataques de la delincuencia, a propósito de los crímenes de la abogada Fabiana Luján y el archirecto Alejandro Fermín, hijo del dirigente político Claudio Fermín. La mujer iba en su carro el sábado en la madrugada por la 4ª Transversal de Sebucán, y le dispararon por no detenerse. A él lo interceptaron ayer, también en la madrugada, cuando llegaba a su casa en la avenida El Rosario de Los Chorros. Ambos casos ocurrieron en el municipio Sucre.

El abogado y criminalista Fermín Mármol García aseguró que, aunque sólo las investigaciones determinarán lo que ocurrió en ambos homicidios, podría tratarse de una banda de secuestradores, por la zona en la que ocurrieron los hechos.

“Lo importante es hacer un llamado a las personas para que se protejan. Desafortunadamente no contamos con suficiente patrullaje policial, y lo mejor es que cuando los delincuentes nos toman por sorpresa rendirse porque actualmente tenemos un grupo de hombres que integran las bandas delictivas que llamamos los ‘coco secos’, que matan por matar al sentirse desafiados, y cuando las personas se resisten lo hacen únicamente para demostrar que son capaces de todo, porque simplemente no les importa nada”, dijo el experto.

En el caso de Luján, la abogada llevaba a una amiga cuando fueron sorprendidas por hombres armados, que al ver que ella no detuvo el carro le dispararon. El vehículo recibió seis tiros, de los cuales uno le dio a la víctima en el ojo.

Javier Gorriño, ex jefe de la extinta Policía Técnica Judicial, indicó que la mejor manera de sobrevivir a un ataque delictivo es conservando la calma, sin que los delincuentes se alteren porque las consecuencias es que ellos buscan matar a las víctimas por resentimiento y odio social.

“A menos que se esté en un auto blindado, lo mejor es no resistirse porque si están armados no dudarán en usar las armas, bien sea por el vehículo o por un secuestro exprés, que es lo más probable que haya ocurrido en esos dos casos”, dijo Gorriño.

Ambos analistas insistieron en que posiblemente pueda tratarse de la misma banda delictiva la que actuó en los crímenes del hijo del dirigente político y en el de la abogada por las similitudes en los casos. Alertaron que podrían tratarse de secuestradores.

Sin embargo, de manera extraoficial se conoció que la policía judicial descartó que se trate del mismo grupo delictivo pues las conchas de las balas colectadas en las escenas del crimen no concuerdan.

 

Otros casos. En mayo de 2008 fue ultimado en la urbanización Boleíta Norte el diputado y fundador del partido Primero Justicia Alberto Crisafi. También ocurrió en la madrugada, cuando el parlamentario llegaba a su residencia. Fue atacado por hombres armados que le dieron tres tiros mientras esperaba que la esposa le abriera el portón del estacionamiento.

El 31 de enero pasado mataron al ingeniero civil Nelson Liota, de 42 años de edad, que fue atacado cuando iba a guardar su auto Corsa azul en un estacionamiento de la zona industrial de Boleíta Norte, cerca de la calle Patrocinio Peñuela.