• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“Esperamos que Afiuni no se convierta en la presa de Maduro”

María Lourdes Afiuni, detenida en su residencia / Raúl Romero

María Lourdes Afiuni, detenida en su residencia / Raúl Romero

Abogados advirtieron que su defendida ya debería estar en libertad, incluso si hubiese sido condenada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

María Lourdes Afiuni cumplió ayer 3 años privada de libertad y el juicio que se sigue en su contra empezó el pasado 28 de noviembre, hace exactamente 12 días, cuando se efectuó la primera y única audiencia celebrada hasta ahora.

“Esperamos que Afiuni no se convierta en la presa de Nicolás Maduro. Además, la decisión de Hugo Chávez en su contra ya surtió su efecto: someter al Poder Judicial a las órdenes del Ejecutivo”, aseveró José Amalio Graterol, abogado de la jueza.

Graterol indicó que hoy será el cuarto año consecutivo en que Afiuni pase privada de libertad el Día Nacional del Juez, por haber cumplido con su función como funcionaria judicial.

La jueza fue detenida minutos después de haber dejado bajo régimen de presentación y prohibición de salida del país al banquero Eligio Cedeño, quien, en contravención a las leyes penales, tenía más de dos años preso sin haber sido condenado, como actualmente le ocurre a la propia Afiuni.

Cuatro años de detención preventiva. Aunque el Código Orgánico Procesal Penal establece que ninguna persona puede estar detenida más de dos años sin sentencia, sobre Afiuni pesa orden de estar detenida con carácter preventivo por lo menos hasta el 10 de diciembre de 2013, es decir, cuando cumpla cuatro años presa preventivamente.

En diciembre del año pasado, cuando cumplió dos años aprehendida, el Ministerio Público solicitó prorrogar la detención por dos años más y el juez dio el visto.

Graterol explicó que incluso en caso de condena, a Afiuni no hubiesen podido imponerle una pena mayor a ocho años de cárcel, con lo cual, al haber cumplido tres años tendría derecho a destacamento de trabajo.

El abogado Juan Garantón, que también integra la defensa, afirmó que ayer de oficio el Tribunal 17 de Juicio debió decretar el decaimiento de la medida de privación de libertad.

“Las medidas de coerción personal no pueden sobrepasar la pena mínima prevista para cada delito, y el de corrupción propia, que es el hecho punible más grave por el que se le señala, tiene un mínimo de tres años de cárcel”, explicó.

Afiuni es acusada por el mencionado delito de corrupción propia, abuso de autoridad y favorecimiento para la evasión. La jueza estuvo presa en el INOF por un año y dos meses, y en febrero cumplirá dos años de arresto domiciliario.

A Simonovis le harán pruebas que impidió el Sebin

Iván Simonovis fue internado ayer en la mañana en el Hospital de Clínica Caracas a fin de que le practiquen los exámenes que no le pudieron efectuar la semana pasada, debido a que lo impidió el médico del Sebin Miguel Barra. La información la suministró José Luis Tamayo, abogado del comisario.

La juez 1° de Ejecución del estado Aragua, Dorita De Freitas, dio orden de que le realicen a Simonovis una densitometría ósea, una electromiografía, un examen de la columna y una evaluación urológica –que fueron las pruebas que obstaculizó Barra–, así como cualquier otro examen que indiquen los médicos.

Tamayo explicó que, a diferencia de lo ocurrido la semana pasada, esta vez el médico adscrito al Sebin no ha estado presente en el centro hospitalario.

“Incluso el Ministerio Público envió a la Fiscal 80° Nacional, Angie Carfi, para garantizar que se respeten los derechos de Simonovis”, señaló el abogado, que contó que la vez anterior Barra presenció todos los exámenes que le efectuaron a su defendido, incluyendo una colonoscopia y una rectoscopia.

De los resultados de las pruebas depende que la jueza le otorgue al comisario la medida humanitaria que solicitaron por primera vez el 8 de diciembre del año pasado y que han pedido tres veces.