• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Encapuchados acribillaron a un hombre en su casa

Juan Tovar, de 31 años, fue asesinado el viernes en el barrio El Guanábano de la carretera vieja Caracas-Los Teques 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La familia de Juan Tovar, de 31 años de edad, vivió una madrugada de terror el viernes cuando cinco hombres encapuchados le hicieron disparos a la cerradura de su casa, en el barrio El Guanábano de la carretera vieja Caracas-Los Teques, para luego ingresar y dar muerte al hombre.

Su madre, Lavinia Sánchez, resultó herida en la pierna izquierda con una bala rasante y otro de sus familiares en ambas piernas cuando intentaron evitar que ultimaran a Tovar. Sin embargo, los delincuentes lograron su cometido y huyeron.

El hombre, que trabajaba en el aseo urbano de la Alcaldía de Los Teques, fue llevado al hospital Pérez Carreño, donde falleció.


Un adolescente en Petare. El cadáver de Richard Jorgenis Videl, de 16 años de edad, fue uno de los 11 cuerpos que fueron ingresados en la morgue de Bello Monte entre el viernes en la tarde y ayer en la mañana, según datos extraoficiales.

Los familiares del adolescente desconocen las causas del crimen. Su madre, Dinora Videl, relató que su hijo fue asesinado de cuatro disparos en la parte alta del barrio 5 de Julio de Petare el viernes a las 8:30 pm.

“Él fue para allá a visitar a la novia que tenía desde hace una semana. Nunca la conocí y al hospital tampoco llegó la muchacha. Mi hijo no se metía con nadie. En las mañanas volaba los papagayos que él hacía por la casa, en la zona 7 del barrio José Félix Ribas, y en las noches subía a ver a su pareja”, precisó.

La mujer manifestó que no denunciará porque no confía en la justicia: “¿Para qué? La policía nunca hace nada y yo no sé quién mató a mi hijo”.

Videl cursó hasta sexto grado. Sus familiares dijeron que el adolescente, que era el quinto de seis hermanos, no quiso continuar los estudios.

En otro hecho, Joanes Bravo, de 30 años de edad, fue asesinado el viernes en la noche en el barrio Los Erasos de San Bernardino por el novio de una mujer que le pidió que le diera la cola en su motocicleta hasta su casa.

Los familiares de Bravo, quien trabajaba como mensajero en MRW, contaron que el hombre aceptó llevar a la mujer luego de haber asistido a una fiesta en casa de su hermana, en el barrio Los Anaucos. Sin embargo, cuando llegó al otro sector, la pareja de la compañera le dio múltiples disparos.