• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Doce horas permaneció cadáver de polimiranda en el pavimento

La familia afrontó problemas para el sepelio porque la póliza funeraria solo cubrió 50.000 bolívares porque no lo mataron en horario laboral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Doce horas permaneció el cadáver del oficial jefe de Polimiranda Rommel Alexis Scott Linares, de 34 años de edad, tendido en la parte alta del sector La Inos, de Mamera I, parroquia Antímano, donde fue muerto de varios tiros por un grupo hamponil al cual se enfrentó. El hecho ocurrió el sábado a las 4:00 am y hasta a las 4:00 pm fue llevado a la morgue. El domingo a las 10:00 am se esperaba por la autopsia del cuerpo.

La familia de la víctima no solo tuvo que vivir el dolor la muerte, sino que además afrontaron inconvenientes cuando los corredores de seguros funerarios informaron a la esposa de la víctima, Candy Balza, que la póliza solo cubría 50.000 bolívares porque el hecho no ocurrió en horario de trabajo.

Balza dijo que su esposo pagó por 15 años su seguro funerario y ahora la familia tuvo que contribuir para pagar aproximadamente 50.000 bolívares más para gastos adicionales. El velatorio será el lunes y el sepelio el martes.

Ella llamó la atención sobre esta situación y que otros funcionarios policiales no tengan que pasar por esa situación. Dijo que los policías están 24 horas al servicio de la comunidad.

Indicó que su esposo ingresó a la policía al ser bachiller. Estuvo en comisión de servicio en el Cicpc de El Llanito. Luego cuando Polimiranda creó la División Antiextorsión y Secuestro, que dirigió Juan Ricardo Prieto, fue adscrito a esa dependencia. A la muerte de Prieto esa unidad fue disuelta y el funcionario fue asignado a la División de Seguridad Interna y Retén. Era padre de dos hijos que tuvo con Balza y otros dos en otra unión.

El sábado que ocurrió el homicidio el oficial jefe fue a Caricuao a pasar el día con una tía y luego salió con un sobrino. La última vez que la tía lo vio, él le pidió la bendición y volvió a salir. Fue ella quien avisó del crimen a su esposa, el domingo a las 6:00 am.

Balza dijo que su esposo se enfrentó a los hampones con su pistola Glock y cuando se le terminaron las balas trató de irse, pero los delincuentes le dispararon por la espalda. Al caer, uno de ellos lo remató de un tiro en la cara. Le robaron todo, hasta la pistola.

Scott Linares era el tercero de seis hijos. El mayor de ellos, Henry Scott, fue muerto en un robo hace tres años. El homicida estuvo preso tres años y salió en libertad por un beneficio. El hombre volvió a caer preso al ser sorprendido cometiendo un asalto.