• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Discusión por choque terminó con un doble homicidio

Familiares de Mendoza y Valera pidieron justicia | Foto Alex Delgado

Familiares de Mendoza y Valera pidieron justicia | Foto Alex Delgado

Darwin Mendoza y Freddy Valera le dieron 1.000 bolívares a un motorizado para resarcir un rayón que le hicieron a su moto durante un choque. El hombre volvió con otros cuatro y los mató

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Darwin de Jesús Mendoza Hernández, de 29 años de edad, y su amigo Freddy Valera fueron ultimados a tiros el viernes a las 4:30 pm del viernes en el sector Turmerito de Las Mayas, luego de que el auto Toyota que tripulaban chocó contra una moto cuyo dueño pedía 5.000 bolívares por el rayón que le hicieron a su vehículo.

Al motorizado le dieron 1.000 bolívares y se fue del sitio pero a los pocos minutos regresó acompañado de cuatro hombres que tripulaban un carro. Dos de los sujetos bajaron del vehículo y dispararon contra Mendoza y Valera.

Mendoza era el segundo de tres hermanos, vivía en Vargas con su esposa y su hija de 7 años de edad, pero estuvo domiciliado cinco años en Turmerito y por eso era conocido en la zona. Trabajaba como taxista. 

Ana Mendoza, hermana de la víctima, dijo que lo que se pudo resolver conversando terminó en tragedia por falta de tolerancia. Ella y otros familiares pidieron que se haga justicia y que el doble homicidio no quede impune.

En Candelaria. José Gregorio García, de 21 años de edad, bartender en un hotel en Chacaíto, murió en el hospital Vargas luego de ser herido a tiros a la salida de un restaurante en La Candelaria el viernes a las 10:30 pm, en el que cenó con su padre. Fueron asaltados cuando iban a subir a su camioneta. Los delincuentes se llevaron el vehículo y luego lo abandonaron cerca del negocio en el que comieron.

Fanor Cardone, tío de la víctima, hacía los trámites para retirar el cuerpo de su sobrino de la morgue. Dijo que el padre de la víctima, que era hijo único, estaba siendo tratado por un psicólogo.

García es uno de los 14 cadáveres ingresados a la morgue de viernes a sábado. En 6 días de febrero a esa unidad han llevado 89 cuerpos.

Piden protección. Ernesto De Andrade, de 42 años de edad, murió el jueves a las 2:30 pm, de un tiro en un ojo, que recibió frente a su panadería, ubicada en El Llanito. Ricardo De Andrade, hermano de la víctima, dijo que la familia pidió protección a la Fiscalía porque el hombre había sido amenazado por inquilinos de uno de los tres apartamentos que tienen arrendados, al que había pedido desocupación por mal comportamiento y atrasos en el pago de la renta.

Ernesto iba saliendo de la panadería para abordar su moto paseo para ir a un supermercado cercado, para ayudar a su madre, a quien no le funcionaba la tarjeta de débito. Dos motorizados lo esperaban en la puerta para dispararle. Presumen que se trató de un sicariato.