• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

"Dicen que lo estaban persiguiendo y un compañerito lo hirió"

El autor del crimen huyó del sitio | Foto Alex Delgado

El autor del crimen huyó del sitio | Foto Alex Delgado

Un liceísta de 16 años de edad mató a su compañero de 13 años de edad de una puñalada, a la salida de un colegio en Caricuao. La víctima se desangró porque la GNB no permitió que lo auxiliaran

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La muerte de Luis Daniel Torres, de 13 años de edad, estudiante del tercer año B de la unidad educativa privada Cruz Salmerón Acosta, ubicada en la UD7 de Ruiz Pineda, Caricuao, causó conmoción entre docentes y estudiantes. El hecho ocurrió el jueves a las 4:20 de la tarde, a 50 metros del plantel cuando las actividades habían terminado.

El presunto autor del crimen es otro estudiante de 16 años de edad, compañero de curso de Torres, quien le ocasionó una herida punzocortante en el costado izquierdo y huyó del sitio. Hasta ahora nadie ha sabido explicar qué sucedió aunque ambos estaban acompañados de otros alumnos.

Luis Daniel Torres, el menor de cuatro hermanos, tenía un mes de haber ingresado a la unidad educativa. Residía en Cumaná, estado Sucre, con su madre y su hermano Joan Noriega. Llegó a Caracas hace cuatro meses porque manifestó su deseo de vivir con su padre, en Las Adjuntas, relató el hermano en la morgue.

“No sé qué pasó. Dicen que lo estaban persiguiendo y un compañerito lo hirió”, expresó Leticia López, madrastra del muchacho. El padre de la víctima recibió una llamada de José Uzcátegui, director del plantel, a las 4:25 pm para indicarle que su hijo estaba herido e inmediatamente se fue al sitio. La madrastra señaló que el estudiante murió por negligencia; se desangró en la calle porque la comisión de la GNB que llegó no permitía que nadie auxiliara al herido. “Las autoridades son incompetentes”, dijo.

Cuando el padre del menor llegó fue cuando los funcionarios dejaron que se lo llevara en taxi al CDI más cercano, en el que no pudo ser atendido porque había que esperar el cambio de guardia del personal. Entonces lo trasladó al hospital Pérez Carreño donde falleció.

La familia Torres no sabe si el autor del hecho haya sido detenido. Solo vieron a la madre del estudiante, de 16 años de edad, cuando declaraba en el Cicpc de Antímano.

Final de jornada. José Uzcátegui, director del colegio Cruz Salmerón Acosta, ratificó lo dicho por Leticia López en cuanto a que la GNB no permitió auxiliar al herido. Explicó que los alumnos del tercer año B tuvieron dos horas de clases de Contabilidad y luego se les permitió retirarse a sus casas porque dos docentes están de reposo por padecer de chikungunya y el profesor de Matemáticas no asistió.

Un grupo de alumnos se quedó frente al plantel y allí se originó el hecho en el que hirieron a Torres. Uzcátegui se enteró cuando las niñas que acompañaban al herido y a su agresor llegaron a la Dirección para informar acerca de lo ocurrido.

Es la primera vez que un hecho de esta naturaleza sucede entre alumnos de ese plantel, dijo Uzcátegui. “Creo que la falta de valores nos está perjudicando”. Hizo un llamado a padres y representantes para que presten más atención a sus hijos e hizo un llamado a los jóvenes para que no lleguen a esos extremos. Ruth Cova, docente del plantel, es partidaria de dictar charlas a los estudiantes y hacer los correctivos necesarios.