• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Devuelto bebé raptado en Mariches

El infante de siete meses de nacido fue devuelto por una familiar de la supuesta secuestradora, actualmente en fuga

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El matrimonio de Arelys Carolina Sierra y Gustavo Espinoza recuperó la tranquilidad antes de que finalizara el año, cuando devolvieron a su hijo de siete meses de nacido que había sido raptado dos días antes en el sector Arboleda II de Fila de Mariches.

La información aportada por la pareja indica que el bebé fue devuelto por una familiar de la mujer de origen colombiano señalada de habérselo llevado el 29 de diciembre a las 6:15 pm.

El niño estaba levemente deshidratado. Los cónyuges creen que su devolución se debió a las informaciones divulgadas sobre el caso a través de los medios.

El 30 de diciembre, la pareja denunció ante la subdelegación El Llanito de la policía judicial que una vecina colombiana, a quien conocían como Sofía, supuestamente raptó al niño con fines aún desconocidos.

La mujer se había ganado la confianza de la pareja. Ese día llevó un panetón a la vivienda y propuso alisar el cabello de la hermanastra del niño, de 10 años de edad. Los cónyuges accedieron y le dijeron que podía llevarse al bebé por un rato. Cuando los niños no regresaron, Sierra y Espinoza fueron a la casa de la mujer. Allí les indicaron que ella no había ido allí en todo el día. Posteriormente, encontraron a la hija mayor deambulando por un terminal de pasajeros en Petare. Ella les relató que la vecina constantemente le preguntaba si quería irse a Colombia.

Al recibir la denuncia, los policías se trasladaron al local de comida rápida donde la colombiana laboraba, en el centro comercial El Recreo. El encargado les entregó una cédula de identidad de la mujer con el nombre de Vilmary Vargas. “Allí nos dimos cuenta de que nos decía mentiras desde el principio”, recordó Espinoza.

Una vez recuperado el bebé, sus padres lo llevaron a la Medicatura Forense para hacerle un examen completo. La colombiana de 21 años de edad no ha sido capturada. Aunque la víctima fue devuelta a sus padres, las averiguaciones policiales sobre lo que se conoce como “rapto fraudulento” continúan.