• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Detenidos dos policías de Mérida por extorsionar a un comerciante

Los funcionarios fueron detenidos el pasado miércoles 6 de abril mientras esperaban recibir 1,5 millones de bolívares en la estación de servicio Pie del Llano 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ministerio Público logró privativa de libertad para los funcionarios de la Policía del estado Mérida, Tony Fabián Planchez Moreno (31) y Yunior Ramón Flores Molina (30), por solicitar 1,5 millones de bolívares a un comerciante para no involucrarlo en un hecho punible.

Los funcionarios que fueron detenidos el pasado miércoles 6 de abril tuvieron una audiencia de presentación a cargo de la fiscal 19ª de esa jurisdicción, Jackeline Barrios Uzcátegui, quein los imputó por los delitos de concusión y agavillamiento, previstos en la Ley contra la Corrupción y el Código Penal.

Sobre la base de los elementos de convicción, el Tribunal 1º de Control del estado andino acogió la precalificación fiscal y dictó la medida de privación de libertad para Planchez y Flores, quienes quedarán recluidos en la sede de la policía regional en el municipio Libertador.

En horas de la mañana del pasado 6 de abril, un comerciante residenciado en Mérida denunció ante el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana (Conas-GNB) que los hoy imputados le pidieron la cantidad de 1,5 millones de bolívares para no involucrarlo en un hecho punible o detenerlo.

Previamente, la víctima y los victimarios habían acordado que se entregarían los primeros 300 mil bolívares en la estación de servicio Pie del Llano en la aludida ciudad.

Por ello, con los funcionarios del Conas-GNB se planificó una entrega controlada de dinero, la cual se materializó a las 6:00 pm en dicha estación de combustible.

Durante el procedimiento, los militares esperaron que los funcionarios policiales, a bordo de una moto, recibieran del comerciante la suma convenida para inmediatamente proceder a aprehenderlos en flagrancia.

A partir de ese momento, quedaron a la orden del Ministerio Público.