• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Detenidos dos agentes del Cicpc por muerte de policía

Funcionarios de la policía judicial aprehendieron a dos personas implicadas  | Foto: Alex Delgado

Funcionarios del Cicpc | Foto: Alex Delgado

Fueron localizados a través del fiscal 13° de la entidad. Los detenidos, que son de Caracas, estaban en Monagas por Carnaval

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos a la Inspectoría General de ese organismo, Luis Armando Amparo, de 23 años de edad y Omar Isaac Rivero Martínez, de 27 años de edad, fueron detenidos en la sede de la policía judicial en Caracas por su presunta implicación en la muerte del funcionario de la Policía del estado Monagas Luis Manuel Ignacio Aguilar de Palacios, de 25 años de edad, que fue ultimado de dos tiros.

De acuerdo con fuentes policiales, el domingo pasado Aguilar de Palacios estaba descansando dentro de un vehículo Chevette, color rojo, en el estacionamiento de un local de comida rápida, entre las avenidas Raúl Leoni y Libertador, en Maturín, estado Monagas, cuando al parecer fue sorprendido por los dos funcionarios del Cicpc. Aguilar de Palacios recibió un tiro en la cabeza y otro en el hombro izquierdo ese día a las 4:30 pm.

Otra versión indica que Aguilar de Palacios atacó a los agentes del Cicpc, quienes dispararon como respuesta. Al funcionario de Polimonagas le quitaron su arma Zamorana, la cual tiene el troquelada de la policía de Monagas.

Marcos Quevedo, director del Cicpc en la entidad, dijo que los detenidos –ambos son de Caracas– se encontraban en la región por el asueto de Carnaval.

Se conoció que a través del fiscal 13° del estado Monagas, la policía judicial localizó a los detenidos. Amparo fue llamado al Cicpc, y al parecer admitió que tenía en su poder el arma de Aguilar de Palacios. Rivero fue detenido después. Ambos alegaron que Aguilar disparó primero.

Tanto la ropa que vestían el día que ocurrió el hecho y sus teléfonos celulares fueron retenidos por el Cicpc para las investigaciones.

En las inmediaciones de la morgue del hospital Manuel Núñez Tovar, un tío de la víctima dijo que su sobrino residía en el sector de El Abanico, parroquia Los Godos, y que era padre de dos niños, uno de 3 años de edad y otro de 2 años.