• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Detenido militar por homicidio de mujer

La División contra Homicidios del Cicpc | Foto Archivo El Nacional

La División contra Homicidios esclareció el crimen ocurrido en julio | Foto Archivo El Nacional

A Miriam Lárez la mataron de 32 cuchilladas en su casa de San Bernardino para robarle televisores, dinero y otros objetos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El teniente de fragata Neill Eduardo Varela Antías fue aprehendido en el Centro de Entrenamiento Naval Felipe Santiago Estévez, en Catia la Mar, estado Vargas, y luego lo entregaron a la División contra Homicidios del Cicpc por su presunta implicación en la muerte de Miriam Josefina Lárez Bigott, de 56 años de edad, ocurrida el 13 de julio a las 9:30 pm en la planta baja de la quinta Janine, en la avenida Licenciado Aranda en San Bernardino. A la mujer le dieron 32 cuchilladas.

Por presunta participación en el hecho la policía judicial también aprehendió a Javier Augusto Rivero Cisneros y a Darwin José Barrios Ramírez.

La hija de la víctima localizó el cadáver al llegar a su domicilio a las 2:30 am. Había ido a cenar y también al cine con su pareja.

El cuerpo de Lárez Bigott estaba en la cocina, boca abajo, acuchillado en el cuello y la espalda. Luego de haber efectuado un inventario en el inmueble, los familiares se percataron de que en la residencia faltaban televisores, relojes y otros objetos de valor lo cual fue notificado a la comisión de funcionarios de la policía judicial que se encargaron de la investigación.

Lárez Bigott vendía productos esotéricos y esa noche esperaba a un hombre que debía pagarle una suma de dinero por concepto de una deuda pendiente.

En la inspección practicada en el domicilio los expertos policiales notaron que el cilindro de la puerta de la residencia no fue violentada.

El trabajo científico y policial permitió la identificación de los presuntos implicados en el homicidio de Lárez Bigott. La averiguación que se inició la misma madrugada en que fue hallado el cadáver culminó esta semana, una vez que los participantes en el hecho fueron plenamente identificados.

Durante la pesquisa, los investigadores tomaron declaración a los familiares de la víctima, así como a su entorno social. En el inmueble se activaron rastros dactilares de la gente que habitaba allí, así como a visitantes.