• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Desmanteladas 5 bandas de plagiarios este año en Chacao

Alcalde de Chacao, Emilio Graterón/ Caterina Da Silva

Alcalde de Chacao, Emilio Graterón/ Caterina Da Silva

El alcalde Graterón cree que el grupo liderado por “el Penco” tuvo entrenamiento especializado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El enfrentamiento del lunes 12 de diciembre en la segunda transversal de Los Palos Grandes todavía es motivo de comentarios en la Policía de Chacao no sólo porque resultó herido un agente de ese organismo, junto con otro de Polisucre, sino también por la destreza mostrada por los integrantes de la banda de secuestradores liderada por José Suárez, alias “el Penco”.

Los videos obtenidos por los cuerpos de seguridad muestran a un grupo de delincuentes con movimientos “coreografiados”, conocedores de tácticas de combate en espacios cerrados, según el alcalde Emilio Graterón. Esto hace pensar que habían recibido entrenamiento especializado por parte de policías, militares o miembros de grupos armados.

Carlos Vargas, director de Polichacao, afirmó que ante este tipo de bandas ha sido necesario sumar esfuerzos entre todas las policías preventivas, a través del intercambio de información y la transmisión de alertas tempranas que permiten interceptar a los hampones. Esto ha sido posible, según Graterón, en parte debido a la cooperación técnica que están recibiendo todos los cuerpos de seguridad por parte del general de brigada Néstor Reverol, nuevo ministro de Relaciones Interiores. El cambio en las relaciones con el Gobierno ha permitido, por ejemplo, hacer una vigilancia combinada en la avenida Boyacá, junto con la Policía Nacional.

Ojo avizor. Durante 2012 los agentes de Polichacao han desmantelado cinco bandas dedicadas al secuestro. Algunos de esos grupos combinaban este delito con el robo de vehículos, el asalto a quintas o el tráfico de drogas.

Algunos casos no fueron reportados en todos sus detalles pues los expedientes se iniciaron con procedimientos en flagrancia y fueron entregados posteriormente a la policía judicial.

Las acciones de los cuerpos de seguridad se iniciaron, en su mayoría, por observaciones de los patrulleros o también por denuncias de ciudadanos. El 13 de abril, por ejemplo, un oficial que hacía recorrido por la avenida San Juan Bosco vio que una mujer iba al baño de la estación de servicio PDV con actitud muy nerviosa. Al preguntarle qué ocurría le informó que tanto ella como su hijo de dos años de edad estaban en poder de plagiarios. Los agentes permitieron que la mujer regresara al vehículo donde estaban sus dos captores. Poco después de salir el vehículo fue interceptado, pero el niño no estaba con ellos.

Los funcionarios se dirigieron posteriormente al lugar donde se había pautado la entrega del dinero para la liberación del niño: una farmacia de Valle Abajo. Allí detuvieron a tres mujeres que estaban en una camioneta, pero el infante no estaba con ellas sino en un apartamento del edificio Beaumont, adyacente al lugar donde se llevó a cabo el procedimiento.

En el inmueble fue detenido el último integrante de la banda. El grupo estaba integrado por seis personas. Entre los objetos incautados había credenciales del Dibise y del Ministerio de Deporte.

Las pesquisas indicaron que los secuestros de la mujer y su hijo tenían la intención de presionar por el pago de medio millón de bolívares, derivado de una transacción de drogas.

La atención sobre actividades irregulares también permitió el desmantelamiento de un grupo que secuestraba a los dueños de quintas en la parte alta de Altamira y posteriormente robaba los enseres de las viviendas. Este procedimiento ocurrió el 30 de mayo y finalizó con la detención de cuatro hombres, uno de ellos solicitado por tráfico de drogas.

Graterón indicó que en todos estos casos las capturas ocurren in fraganti. No obstante, es posible que los delincuentes obtengan la libertad y vuelvan a las calles por fallas en el sistema de justicia. Ese es el caso de estafadores con más de 14 entradas a los cuerpos policiales y de hombres, como “el Penco” que fue detenido en enero de 2011 por homicidio e inexplicablemente estaba en la calle.

Todos con vida

Este año han matado en todo el país a más de 340 agentes policiales o militares. Sólo en la Gran Caracas la cifra es de 99. La mayoría de los casos ha ocurrido cuando están fuera de servicio, pero ninguno de esos funcionarios es de Polichacao. El director de ese cuerpo, comisario Carlos Vargas, explicó que eso se debe a un trabajo constante de formación, en el que al agente se le habla no sólo del comportamiento que debe tener durante su jornada laboral, sino también cuando disfruta de su tiempo de ocio.

“El consejo es muy simple: no provoquen una acción del potencial agresor. No es bueno exponerse. Si están a las 2:00 am tomando licor no se debe llevar el arma. Cuando se está en la calle hay que tener mucho cuidado, especialmente en la actualidad. El funcionario debe pensar que el delincuente lo ve y estudia sus hábitos”, señaló.

Añadió que es norma del organismo que los funcionarios en reposo y de vacaciones no puedan llevar su arma reglamentaria. El problema se presenta cuando termina su horario habitual y se lleva el arma, pues “se es policía las 24 horas”.

“Les advierto que el delincuente generalmente tiene la ventaja que le da el factor sorpresa”, indicó.

El Dato

La Alcaldía de Chacao inició ayer consultas con aseguradoras para determinar la posibilidad de que cubran los gastos ocasionados por las reparaciones de los destrozos en los inmuebles y vehículos que estaban en la segunda transversal de Los Palos Grandes durante el tiroteo de la semana pasada. Las pólizas no establecen daños por pequeñas batallas, según Graterón.