• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Descuartizaron a comerciante plagiado

La necrodactilia permitió identificar que los restos lanzados el sábado desde un puente de San Martín pertenecen a  José Maia Sardihna

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La cabeza y manos que fueron lanzadas el sábado pasado desde el puente cerca del mercado San Martín pertenecen al comerciante José Enrique Maia Sardihna, secuestrado el martes de la semana pasada cuando salió de su casa en Montalbán II para abrir la panadería de su propiedad.

En la morgue le practicaron la necrodactilia a las manos que cayeron, junto con la cabeza, en la calle Nueva Granada de San Juan. Los resultados fueron enviados al Saime donde lo identificaron. Maia Sardihna salió de su vivienda a las 4:30 am y se encontró con dos empleados para iniciar la jornada del día. Dos hombres los interceptaron, golpearon a los empleados y se llevaron al comerciante.

Los delincuentes llamaron a la familia para pedir una suma de dinero por la liberación. Se desconoce si se hizo el pago. Al comerciante lo despojaron del teléfono y de un arma de fuego. La denuncia fue formulada en el GAES.

Asesinado cuando celebraba el Mundial. A Freedman Vargas, de 24 años de edad, que trabajaba como  pastelero en una panadería de Los Cortijos, municipio Sucre, lo mataron a tiros  cuando un grupo de vecinos celebraba frente a una bodega el triunfo de Alemania  en el Mundial, en el sector Los Jardines de la parroquia La Vega.

El hecho ocurrió a las 6:30 pm. Al sitio llegó un hombre apodado ³el Enano² que abrió fuego contra el  grupo en el que también había niños jugando en las adyacencias. La gente corrió para  ponerse a salvo.

La víctima era padre de cinco hijos y el mayor de cinco  hermanos. Vecinos se quejan de la inseguridad que hay en esa zona. El Cicpc le sigue la pista a los integrantes de la banda.

Además, dos hombres fueron ultimados en un intercambio de disparos con funcionarios de la División de Investigaciones de Vehículos del Cicpc, a ayer al mediodía en la calle La Vereda con avenida principal de El Cementerio. Los individuos fueron sorprendidos cuando cobraran rescate por una  moto. El propietario del vehículo formuló la denuncia en la policía, que fue al sitio.