• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Desarme voluntario empieza en El Valle y parroquias del oeste

Aviso Zona Libre de Armas / Comisión Desarme

Aviso Zona Libre de Armas / Comisión Desarme

Una consulta efectuada en 2012 reveló que más de 63% de los habitantes en tres parroquias no entregarían sus armas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El programa piloto de desarme voluntario y anónimo comenzará a ser aplicado en El Valle y posteriormente continuará en otras tres parroquias del oeste caraqueño.

Esta decisión fue tomada en una reunión de trabajo con representantes de varias instituciones involucradas en diversas iniciativas de la Gran Misión a Toda Vida Venezuela.

Se le dio prioridad a la parroquia El Valle por considerarse que allí hay una mejor organización social, lo que facilitaría la ejecución del plan. Posteriormente se extenderá a La Vega, La Pastora y Catia. En estos tres lugares la Comisión Presidencial para el Control de Armas, Municiones y Desarme realizó una encuesta para medir las opiniones de los residentes con respecto a las armas de fuego.

En el municipio Sucre del estado Miranda la aplicación se tardará más de lo esperado. Nicolás Maduro, presidente encargado, encomendó al canciller Elías Jaua la preparación de la actividad en Petare, pero ayer sólo se habló de llevar a cabo actividades de desarrollo social y deportivo en esa zona.

 

Incentivos y custodia. El desarme voluntario y anónimo, también conocido como amnistía, implica además el otorgamiento de algún incentivo a la persona que hace la entrega, pero las autoridades reunidas ayer en la Universidad Nacional de la Seguridad no llegaron a un acuerdo al respecto.

Otra situación se refiere a la custodia de las armas que sean entregadas. Hasta ahora la han realizado funcionarios militares, pero se considera que eso podría disuadir a las personas que desean entregarlas, especialmente si se trata de actos públicos.

Un informe de la referida comisión dice que para garantizar el éxito de una actividad como ésta se requiere de una campaña de concientización, pero antes tienen que vencer la resistencia de 62% de la población que no cree en el desarme.

En el documento se consideran los resultados de la consulta en las parroquias del oeste caraqueño. Indica que las iglesias tienen el mayor poder de convencimiento en las comunidades donde operan y, por lo tanto, pueden convencer mejor a la ciudadanía sobre la viabilidad del desarme. Después están los consejos comunales.

Las armas, además, no deberían ser recibidas por funcionarios policiales o militares. Otro hallazgo fue que las figuras femeninas, preferiblemente madres o abuelas, pueden facilitar el traslado de las armas y su entrega a las autoridades.