• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Denunciaron que dos sepultureros participaron en robo en sepelio

Los trabajadores despojaron a los deudos de sus pertenencias en e Cementerio del Sur | Williams Marrero

Los trabajadores despojaron a los deudos de sus pertenencias en e Cementerio del Sur | Williams Marrero

Los trabajadores soltaron las herramientas y comenzaron a despojar a los deudos de sus pertenencias. Un tío de la víctima dijo que hace un mes y medio profanaron la tumba de un sobrino y robaron el cráneo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los familiares de Luis Alfredo Rodríguez, de 26 años de edad, ultimado de un disparo en el abdomen el sábado pasado durante el sepelio de un familiar en el Cementerio General del Sur, denunciaron que dos sepultureros habían retardado la sepultura en forma intencional para que se originara el asalto, informó Leonardo Tovar, tío de la víctima.

Cuando llegaron dos hombres armados, los sepultureros soltaron las herramientas de trabajo para despojar a más de 20 personas de sus pertenencias incluso los cascos de unos motorizados. Entre los asistentes al sepelio estaban dos policías y un guardia nacional vestidos de civil y desarmados.

A Rodríguez, que trabajaba como vigilante privado, le dispararon en el abdomen cuando intervino para que al guardia no lo despojaran de un bolso en el que llevaba su uniforme y una tableta. Tan pronto como lo hirieron los dos delincuentes y los sepultureros huyeron hacia la parte alta del camposanto. El sepelio se hizo en un área a la entrada del cementerio. Rodríguez fue llevado a un ambulatorio, luego al Hospital de Coche y finalmente murió en el Pérez Carreño.

Tovar también denunció que hace mes y medio la tumba de otro integrante de la familia, sepultado en el camposanto La Primavera en Maracay, estado Aragua, fue profanada. Otro de sus sobrinos, Gustavo José Acuña, de 34 años de edad, murió hace tres años en un asalto en el que le robaron 7.000 bolívares que había cobrado.

La madre del joven, acompañada de otros familiares, fue al cementerio un día a llevarle flores a su hijo y a limpiar la tumba. Se sorprendieron al ver que la urna fue profanada y al revisarla se percataron que se habían llevado el cráneo, además de una de las piernas y un brazo. Señaló que esas profanaciones están ocurriendo en los cementerios de Maracay y Valencia.

“Es triste lo que sigue pasando. ¿Qué vamos a hacer con las tumbas profanadas?”, dijo Tovar, quien también señaló a personal de los cementerios como cómplices de la profanación y extracción de huesos en los cementerios, piezas que generalmente son usadas para ritos. Los familiares hicieron un llamado a las autoridades para que se ocupen de lo que está ocurriendo en los camposantos.

 

El dato

El artículo 170 del Código Penal establece que cualquiera que deteriore monumentos, pinturas, piedras, lápidas, inscripciones o túmulos en cementerios y sitios de culto será castigado con arresto de uno a seis meses, o multa de 150 a 1.500 unidades tributarias. Adicionalmente, quien cometa actos de profanación en el cadáver o en las cenizas de una persona y que con un fin injurioso o ilícito sustraiga fraudulentamente todo o parte de los restos o de alguna manera viole un sepulcro será castigado con prisión de seis meses a tres años.