• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Denuncian a funcionarios del  Cicpc de matar a tres jóvenes

Lilibeth Urbano pide justicia por el crimen contra sus tres vecinos

Lilibeth Urbano pide justicia por el crimen contra sus tres vecinos

El hecho ocurrió luego de una fiesta por la paz en la carretera vieja Caracas-Los Teques

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una fiesta por la paz organizada en el sector Río Cristal de la carretera vieja Caracas-Los Teques el sábado en la noche fue el preámbulo de una tragedia en la que murieron Jorge Luis Rodríguez Olivero, de 17 años de edad; Daniel Huérfano de 24 años, y un joven de nombre Yonanyer, del cual no se conocieron mayores datos.

Lilibeth Urbano, vecina de los jóvenes, señaló en la morgue de Bello Monte que “el problema comenzó cuando un hombre apodado “el Zurdo” tuvo un intercambio de palabras con el organizador de la fiesta que es conocido como el “Gocho Negro” y lo amenazo de muerte”.

Aseguró que “Gocho Negro” tiene familiares que son funcionarios del Cicpc y otros que son abogados, que incluso se encontraban en la celebración. “Luego de que la fiesta culminó, el domingo en la mañana, el hermano de este hombre, que es inspector en el Cicpc, comandó un operativo en el sector y se metió a la fuerza a cada una de nuestras casas amedrentando y amenazándonos, hasta que entraron a la casa de Jorge y lo asesinaron cuando estaba sentado en el mueble de su casa con una taza de café en la mano. Lo hicieron frente a dos de sus hermanas”, contó Urbano.

Indicó que los funcionarios luego que acabaron con la vida de los jóvenes intentaron disfrazar la escena del crimen para dar a entender que había sido un enfrentamiento del Cicpc con una banda de delincuentes.

Jorge Luis Rodríguez recibió dos impactos de bala, uno en la nuca y otro en el pecho. Fue trasladado al Hospital Pérez Carreño, adonde ingresó sin signos vitales, mientras que los cadáveres de Huérfano y Yonanyer fueron llevados directo a la morgue por los funcionarios, donde sus familiares los encontraron.

Urbano sostuvo que los 3 jóvenes que fueron ejecutados por más de 60 funcionarios. Las víctimas no tenían ningún vínculo con “el Zurdo”.

Se conoció que Rodríguez Olivero trabajaba en una ferretería con su papá haciendo viajes en un camión, pues había abandonado sus estudios en la universidad. Era el mayor de seis hermanos, no tenía antecedentes penales y su familia y allegados aseguran que era un joven sano.

Urbano exigió al gobierno nacional que haga justicia y que intervenga en los organismos policiales donde no se respetan los derechos humanos y los policías abusan del poder que les otorgan.

ncanino@el-nacional.com