• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Denuncian que Cicpc irrumpió en vivienda y mató a dos hermanos

A uno de los hermanos Martínez lo ultimaron en la cama. En otro caso similar, la policía judicial disparó contra un fugado de Polisucre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los familiares de los hermanos Deivis Martínez, de 18 años de edad, y Víctor Monterola Martínez, de 16 años, denunciaron que estos fueron ultimados en su casa del sector La Amapola de La Vega, la madrugada de este martes, por una comisión de funcionarios del Cicpc, vestidos de negro, que irrumpieron en la vivienda sin una orden de allanamiento.

Mirka Martínez, madre de los fallecidos, dijo que ambos dormían en el último piso de la casa de cuatro niveles. A Deivis lo levantaron para matarlo mientras que a su hermano lo ultimaron en la cama.

Varios integrantes del grupo familiar fueron golpeados, incluyendo a una persona que se desplaza en silla de ruedas y luego cuando los policías se percataron de su situación lo dejaron tranquilo. La policía se llevó detenidos a varios habitantes de la casa hasta una dependencia del Cicpc en Antímano y luego los dejaron en libertad.

Deivis Martínez laboraba como ayudante de herrería y su hermano iniciaría estudios de bachillerato por parasistema, dijeron los parientes.


Abatido en el baño. Jesús Enrique Hernández, primo de Luiggi René Escalante Hernández, de 23 años de edad, que murió en un enfrentamiento con funcionarios del Eje Este del Cicpc, relató que la víctima estaba en el baño de su casa cuando llegaron los policías que lo tomaron por los brazos para luego darle tres tiros. El hecho se registró en una casa de la escalera 6, zona 6 del barrio José Félix Ribas de Petare. Al herido lo llevaron a un centro asistencial de la zona donde fue ingresado sin signos vitales.

Escalante Hernández, que era albañil, se fugó en 2011 de la sede de Polisucre, junto con otros 22 detenidos. Ese organismo policial lo había detenido por droga.

“Entraron sin orden judicial y así están matando. La ley solo existe para los pendejos, para la policía no”, dijo Hernández.