• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Delincuentes vulneran medidas de seguridad utilizadas por la clase media

Javier Gorriño | Foto: Alex Delgado

Javier Gorriño | Foto: Alex Delgado

Expertos advierten que delitos como el secuestro y el robo de vehículos han tenido variaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las medidas de seguridad que han tenido que utilizar las personas de clase media para protegerse de la delincuencia son cada vez más vulneradas por las bandas delictivas y son cada vez más los casos en los que las víctimas son sorprendidas.

“Ya no importa el tipo de carro que tengas. Las nuevas bandas que están incursionando en el secuestro buscan vehículos más sencillos para pasar desapercibidos en las urbanizaciones y frente a los funcionarios. Antes, el blanco eran las camionetas o carros más lujosos, pero ahora buscan también carros pequeños de los que usan estudiantes o mujeres, y los utilizan para cometer otros delitos”, dijo Javier Gorriño, criminólogo y ex jefe de la extinta Policía Técnica Judicial.

Comentó además que estas bandas delictivas están dispuestas a utilizar sus armas de fuego, que son cada vez de mayor calibre, ante la posibilidad de que las víctimas estén en autos blindados.

La abogada Fabiana Luján, de 27 años de edad, fue blanco de estas nuevas agrupaciones delictivas el 2 de febrero en la madrugada. Iba en su Chevrolet Aveo, color plata, cuando fue sorprendida por hombres armados que le dispararon doce veces en Sebucán para que se detuviera. Una de las balas hirió en un ojo a la jurista y murió horas después en la clínica El Ávila.

Sensación de seguridad. Gorriño indicó que la intención de estas bandas delictivas que buscan carros más sencillos es mimetizarse ante el miedo de las personas: “No es lo mismo ver que te está siguiendo una camioneta que otro carro más pequeño o deportivo. Al mismo tiempo, estos delincuentes están más dispuestos a usar sus armas contra el que se resista”.

Considera que los delitos como el secuestro y el robo de vehículos suceden con más frecuencia en la mañana, cuando anteriormente ocurrían en las noches. La razón es que los delincuentes saben que las personas están más prevenidas al final del día, cuando van a llegar a sus casas, que cuando salen en las mañanas.

La abogada Mónica Fernández señaló que, debido al fracaso de las políticas públicas de seguridad y la impunidad, algunos delincuentes menos experimentados han migrado de la comisión de delitos violentos a delitos más sofisticados como el secuestro.

“El problema es que estos tipos que secuestran son inexpertos, hombres con baja tolerancia a la frustración y que no soportan que la víctima se resista. Esos son los casos en los que la persona que va a ser robada o plagiada termina muerta porque a estos delincuentes, que les digan que no, supone un reto”, comentó Fernández.

Indicó que el mercado de los carros blindados ha crecido porque la gente busca opciones para sentirse más seguros: “Es muy relativo que funcione el tema del carro blindado porque por un lado te sirve si estás en el vehículo y te vienen a atacar, pero en la mayoría de los secuestros te agarran al montarte o bajarte del vehículo. Entonces de nada te sirve el blindaje”.

Gorriño acotó que en Venezuela las compañías de blindaje trabajan con protección de nivel tres, que aguanta todo tipo de armas cortas, pero que los delincuentes utilizan armas largas y que sólo el blindaje nivel cuatro resiste.

Una prueba de esto fue lo ocurrido el 10 de diciembre en la madrugada del año pasado, cuando un grupo de secuestradores se enfrentó a funcionarios de Polisucre y Polichacao en Los Palos Grandes con fusiles AK y AR-15. Esa banda de delincuentes había secuestrado a cinco personas en una noche, entre ellos la diplomática turca Pilar Sever. Los secuestradores fueron rastreados por la policía y acorralados en la 3ª y 4ª transversal de Los Palos Grandes, donde se enfrentaron con los funcionarios después que liberaron a las víctimas.

Pago por seguridad

Carlos García, ex gerente de una compañía de blindaje, aseguró que el servicio de blindaje de carros pequeños es más solicitado por empresarios que quieren proteger a sus hijos o esposas: “La inversión es prácticamente la misma. Blindar una camioneta con nivel dos o tres puede costar hasta 220.000 bolívares, mientras que el carro cuesta 200.000 bolívares. La diferencia es que a veces no vale la pena hacer la inversión por el bajo costo del vehículo. También varía el motor y el aguante porque el peso que se le adiciona a la carrocería es de aproximadamente 190 kilos, en el caso de las camionetas, y de 20 o 30 kilos menos en el caso de los carros”.

García señaló que los niveles dos y tres, que son los que más ofrecen a los clientes, resisten los disparos de todo tipo de armas cortas y que sólo el nivel cuatro y los sucesivos resisten los disparos de fusiles.

“En el país hay pocas compañías que ofrecen blindaje nivel cuatro, pero es para vehículos grandes y camionetas de gran tamaño. El valor es mucho mayor que el nivel dos y tres”, dijo García.

Aseguró que varios concesionarios ofrecen a sus clientes carros blindados: “Entre 2009 y 2011 el mercado de los carros blindados creció entre 80% y 90% aproximadamente porque la gente está reaccionando a los niveles de inseguridad en Caracas”.

El dato

Alertas:

- Anteriormente los delincuentes preferían carros tipo camioneta para cometer secuestros. Las bandas delictivas ahora prefieren carros tipo Coupé, de los modelos más sencillos, para pasar desapercibidos en las urbanizaciones clase media y alta.

- Los expertos en temas de seguridad advierten que desde hace algunos meses los delincuentes optaron por secuestrar a personas y cometer robos entre las 5:00 am y las 7:00 am, cuando antes estos delitos ocurrían entre las 9:00 pm y las 12:00 am.

- Para las bandas delictivas dedicadas al robo de vehículos y el secuestro el momento adecuado para secuestrar es cuando las personas se suben o bajan de los carros.

- Expertos recomiendan detenerse y no resistirse cuando los delincuentes atacan el vehículo. En caso de que se trate de un robo, sugieren entregarlo sin oponer resistencia.