• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Delincuentes matan chofer y por radio del auto dicen dónde dejaron su cadáver

Cadáver en la morgue | Internet

Cadáver en la morgue | Internet

El asesinato ocurrió en la localidad de Buenos Aires, y fue perpetrado por al menos dos hombres que se hicieron pasar por pasajeros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un conductor de un auto de alquiler fue asesinado hoy de un disparo en la cabeza en Argentina y sus atacantes avisaron del crimen por la radio a la compañía para la que trabajaba, informaron medios locales.

El asesinato ocurrió en la localidad bonaerense de Berazategui, a unos 30 kilómetros de Buenos Aires, y fue perpetrado por al menos dos hombres que se hicieron pasar por pasajeros.

La víctima, Sergio Castellano, de 38 años, había comenzado a trabajar la semana pasada como 'remisero' -término con el que se conoce en Uruguay y Argentina al conductor de un vehículo que transporta pasajeros pero no es un servicio de taxi-, al volante de un Peugeot 504 negro.

Uno de sus compañeros, al notar el retraso de Castellano se dirigió a él por radio pero la llamada fue atendida presuntamente por uno de los criminales.

"De la remisería llaman al chófer y el interlocutor ya no era Castellano", relató a la agencia oficial Télam uno de los jefes policiales, quien agregó que el atacante que contestó: "al negrito te lo tiramos en Calchaquí".

El interlocutor, sin embargo, dio una dirección diferente del lugar donde la policía encontró el cuerpo.

Aunque la primera hipótesis apunta a un robo que terminó en homicidio, los investigadores no descartan que se trate de una venganza o un ajuste de cuentas, informaron fuentes policiales a Télam.

La ausencia de restos de sangre significativos en el auto, que contrasta con las importantes manchas en el lugar donde se encontró el cuerpo, podrían indicar que los asaltantes hicieron bajar al conductor y lo ejecutaron de un disparo en la sien izquierda.

Más tarde, la policía también halló el auto de la víctima, al que le habían prendido fuego.