• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Cuatro casos están siendo investigados por represión

Después de unas polémicas declaraciones, la defensora del pueblo, a través de su cuenta en Twitter, aseguró que "la tortura es el acto más abominable en el que puede incurrir un uniformado". Presentó un informe preliminar de los hechos que se han registrado en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Tenemos 44 denuncias sobre el derecho a la integridad física. Las estamos impulsando y tenemos, bueno, en tortura… yo he sido clara, hasta ayer hemos recibido este material del Foro Penal, yo voy a consignar esto en la Comisión de la Tortura para que podamos hacer un análisis porque, por ejemplo, si se aprenden 11 jóvenes o 15 jóvenes o 20 jóvenes en un sitio de estos, y una persona es golpeada o es tratada o se intenta… fíjense, la tortura tiene un sentido, por eso nosotros tenemos que ser muy rigurosos con el uso de los términos, la tortura se emplea para obtener… se le inflige sufrimiento físico a una persona para obtener una confesión, y tenemos que diferenciarlo de lo que es un trato excesivo o un uso desproporcionado de la fuerza, y, sobre la base de si es tortura o si es trato cruel, inhumano o degradante, se establece la entidad de la pena y la proporcionalidad del castigo" explicó Gabriela Ramírez, defensora del pueblo, este sábado en una rueda de prensa.

Presentó este sábado un informe preliminar sobre las acciones violentas que se han registrado en el país y que han dejado como resultado 21 personas fallecidas. Destacó que el informe está comprendido en  un periodo del 12 de febrero al 26 del mismo mes de este año, y denunció que el mayor número de víctimas (10) se ha dado producto de las guarimbas y barricadas.

"La trampa más letal han resultado ser precisamente las guarimbas", señaló la defensora, quien calificó las mismas como "trampas para cazar seres humanos".

Ramírez explicó que una cosa es que algunos de los jóvenes hayan sido torturados para obtener una confesión y otra es que hay sido víctimas de uso de fuerza excesivo.

Igualmente, hizo un llamado a las usuarios de redes sociales, sobre todo a líderes políticos, para que las utilicen con responsabilidad.

Después de las declaraciones, a través de su cuenta en Twitter, Ramírez aseguró que "para quienes creen todo lo que leen ¡la tortura es el acto más abominable en el que puede incurrir un uniformado!"

"Venezuela castiga a los torturadores con penas de 25 a 30 años. Es vital distinguir tortura de tratos crueles para imponer penas justas", escribió en otra publicación en su cuenta, ‏@gabrieladelmarp.