• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Criminalidad sin freno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 
1. Planes de seguridad. En 16 años se han implementado 22 programas para afrontar la delincuencia, pero la violencia ha ido en aumento. En el gobierno de Nicolás Maduro comenzó la Misión A Toda Vida Venezuela, el Operativo Madriguera (Distrito Capital) y el Plan Patria Segura. El criminólogo Luis Izquiel denuncia que el cambio de ministros no garantiza el seguimiento de los planes.
 
2. Desarme y déficit de policías. El 13 de febrero de 2011 se publicó la resolución 17530 de Min Defensa sobre el desarme de las policías municipales y estadales. El uso de escopetas quedó restringido a 1 por cada 10 funcionarios. La ONU establece que se necesitan 4 policías preventivos en patrullaje por cada 1.000 habitantes. En Venezuela se necesitarían 120.000 funcionarios para proteger a 30 millones de habitantes. El gobierno asegura que hay 110.000 uniformados, pero expertos afirman que el déficit es de 70% porque hay que descontar a los policías en funciones administrativas, que trabajan como escoltas, en sedes diplomáticas y personal de reposo. “Por cada policía asesinado quedan 250 ciudadanos desprotegidos”, acota Francisco Escalona, subdirector de Polimiranda.
 
3. Militarización de la seguridad. Izquiel acota que los militares están preparados para la guerra y no tienen nociones para atender la seguridad ciudadana; sin embargo, la GNB y la Guardia del Pueblo se han incorporado al Patrullaje Inteligente. Los últimos 4 ministros que han pasado por el despacho de Relaciones Interiores han sido militares.
 
4. Bajos sueldos. El salario de los policías van desde 5.600 bolívares hasta 12.000 en algunas policías municipales de la Gran Caracas. La baja remuneración desmotiva a los agentes y los hace vulnerables a la corrupción.
 
5. Prevención social del delito. Falta de inversión en educación y deporte, iluminación de las calles, control de armas de fuego y de la circulación de los motorizados son elementos de prevención social que están ignorados. Desde 2011 está aprobado un reglamento para la circulación de motos, vehículo en el que se comete la mayoría de los delitos, pero aún no entra en vigencia.
 
6. Impunidad y retardo procesal. Desde Polimiranda reiteran que el retardo procesal deriva en hacinamiento de detenidos que no cumplen condena y se les postergan audiencias. De acuerdo con el Observatorio Venezolano de la Violencia, 91% de los delitos queda impune.