• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Continúan fallas de luz en Cumaná

Hospital de Cumaná | Martín Coronado

Hospital de Cumaná | Martín Coronado

Corpoelec señaló que las fallas ocurridas en Sucre entre lunes y martes se debieron a insuficiencias menores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las fallas de luz en el municipio Sucre afectaron varios sectores de la capital ayer en la madrugada. El déficit del servicio eléctrico se sintió por los constantes bajones de luz que duraron entre 30 minutos y hasta 4 horas.

Corpoelec reportó la normalización de la subestación Manzanares luego de la ruptura del cable, pero sectores alimentados por esta línea presentaron ayer muchas fallas de energía. En Santa Catalina la luz se fue y vino como cuatro veces durante el día, situación que se repitió en el Hospital Universitario Antonio Patricio de Alcalá.

Los centros privados de salud también sufrieron apagones; en la clínica Figuera se quedaron sin servicio a las 10:00 am. El Banco Mercantil dejó de atender a su clientela por media hora por la falta de luz.

Durante un recorrido por la capital se constató que no hubo energía eléctrica, al menos, entre media y cuatro horas en la urbanización Terrazas Cumanesas, Parcelamiento Miranda, avenida Gran Mariscal donde funcionan un mercado, centros clínicos y bancos, así como en la Fundación Mendoza, sector Las Pepitonas, en Caigüire, en Brasil Sur, en la calle Ayacucho, Bolívar, Bebedero, avenida El Islote donde funciona el Mercado Municipal de Cumaná y en Las Cuatro Esquinas. El día del apagón, el lunes en la noche, varias personas acudieron a los hoteles y posadas de la ciudad que tenían servicio eléctrico para pasar la noche. Otros optaron por irse a dormir a casa de familiares y algunos durmieron en plena calle, dijo Iván Malavé, habitante de Fundación Mendoza.

Nueva Esparta

La empresa Corpoelec anunció que debido al incremento de la temperatura y la alta demanda del servicio eléctrico, vienen instrumentando un plan de racionamiento o de “administración de la carga” en algunos sectores de la isla de Margarita.
Dicho plan establece la restricción energética por espacio de una hora y media aproximadamente en los 10 municipios que integran la isla de Margarita, después del mediodía y hasta después de la medianoche.

Argumentan que con esa medida buscan proteger la operatividad de las unidades generadoras y garantizar el servicio a la población.
Iván Ramón Medina, residente del casco central de Porlamar, criticó que generalmente aplican racionamiento entre 2:30 y 4:00 pm, sin tomar en cuenta que no solamente afectan al ciudadano común, sino también a las operaciones del puerto libre, hoteles, restaurantes y todos los negocios establecidos en el municipio Mariño.

Falla técnica

A través de un boletín informativo, Ángel Bermúdez, subcomisionado para los procesos de Distribución y Comercialización Región Insular, informó que la falla reportada el martes al mediodía, se debió a una perturbación en la línea de 34.5 kilovatios que afectó el servicio eléctrico en varias zonas de la zona insular. Precisó que se debió a un problema de ruptura en el tramo cercano a la escuela de Las Hernández, que ocurrió a la 12:15 pm, que afectó a las subestaciones Las Hernández y Aeropuerto.

Pérdidas

La Cámara de Comercio de Cumaná se reunió de emergencia el martes en la noche, por las grandes pérdidas que tuvieron los pequeños y grandes comercios afectados por el apagón.

Carmelo Cannmarata, presidente de la Cámara de Comercio, dijo que aproximadamente 150 comercios del centro de la ciudad y de otras zonas donde no hubo luz ni lunes ni martes dejaron de facturar casi 4 millones de bolívares.

“El martes todavía estábamos cuantificando la cantidad exacta de las pérdidas, pero no terminamos de sacar las cuentas. Por ejemplo, los dos centros comerciales más grandes de Cumaná, el Marina Plaza y Cumaná Plaza, dejaron de facturar mucho dinero”.
Refirió que los pequeños comercios ubicados en la calle Mariño y Bermúdez tuvieron grandes pérdidas por no recibir el dinero que ganan diariamente.

La Cámara de Comercio no se ha podido comunicar con algún representante de Corpoelec para referirle sobre las pérdidas y la falta de recursos que tienen los pequeños comercios para adquirir plantas que cuestan entre 3.000 y 20.000 bolívares.