• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Confirmaron que a sobrina del diputado Soto Rojas la mataron por resistirse al robo

Morgue de Bello Monte / Foto Archivo Alexandra Blanco

Morgue de Bello Monte / Foto Archivo Alexandra Blanco

Giniveth Soto, de 32 años de edad, recibió un tiro en la cabeza el sábado en la madrugada. Le robaron un Volkswagen Fox, color gris, que fue abandonado en Guarenas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Autoridades confirmaron que a Gyniveth Soto, sobrina del diputado Fernando Soto Rojas, la mataron de un disparo en la cabeza para robarle su vehículo Volkswagen Fox Gris, pues la mujer se resistió al robo. El crimen se habría registrado el sábado a las 4:00 am aproximadamente.

Fuentes policiales informaron que el viernes a las 10:00 pm Soto salió de su casa, ubicada en las residencias El Pórtico, en Plaza Venezuela, para hacer carreras como taxista. El vehículo, robado por los delincuentes, posteriormente fue abandonado en Guarenas y recuperado por el Eje de Homicidios de la policía judicial de esa localidad.

El homicidio de Soto estuvo marcado por el hermetismo oficial desde que los funcionarios del Cicpc realizaron el levantamiento del cadáver el sábado en la mañana en las adyacencias de la clínica Luis Razetti, en la parroquia Candelaria.

Por la manera cómo la víctima vestía –bermudas grises y zapatos deportivos del mismo color–, testigos la confundieron con un hombre. Los investigadores de la policía judicial, que estaban en el lugar del crimen, informaron que la mujer estaba indocumentada. El sábado, a media mañana, el cadáver fue trasladado a la morgue de Bello Monte. Extraoficialmente se pudo conocer que el diputado Soto Rojas agilizó los trámites para retirar el cuerpo de su sobrina el sábado en la noche.

Soto era licenciada en Psicología, egresada de la Universidad Central de Venezuela, y activista de derechos de la comunidad LGBTI. En enero de este año introdujo en la Asamblea Nacional una propuesta de ley sobre el matrimonio igualitario. Sin embargo, nunca tuvo respuesta.

La mujer se casó en Argentina con su pareja y tuvieron un hijo mediante fertilización asistida. Un allegado a la familia confirmó que Soto trabajaba para la Misión Negra Hipólita en el Hospital Universitario de Caracas donde, de acuerdo con su cotización en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, laboraba desde junio de 2005.

Los fiscales que fueron designados para investigar el crimen son Víctor Hugo Barreto y Susan Ferreira, informó el domingo el Ministerio Público a través de su cuenta de Twitter. El cadáver de la mujer fue uno de los 43 que trasladaron a la medicatura forense de Caracas el fin de semana, según cifras extraoficiales.