• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Condenan a 16 años de cárcel a 2 hombres por difusión de pornografía infantil

Fueron capturados en diciembre de 2010 en el estado Aragua

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En virtud de las pruebas presentadas por el Ministerio Público, fueron condenados a 16 años de prisión Domingo Alberto Utrera Cedeño (42 años) y Fernando José Abreu Correia (26), por su responsabilidad en la difusión de material pornográfico de niños a través de Internet en Venezuela.

Habían sido aprehendidos el 29 y 30 de diciembre de 2010, durante allanamientos realizados en los municipios Camatagua y Girardot de Aragua, solicitados por el Ministerio Público y acordados por el Tribunal 4º de Control de esa jurisdicción.

Los fiscales 66º nacional auxiliar y 16º auxiliar de ese estado, Dimas Sojo y Benito Lugo, respectivamente, ratificaron la acusación contra Utrera Cedeño y Abreu Correia por la comisión del delito de difusión de pornografía infantil, previsto y sancionado en el artículo 14 de la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada, vigente para la fecha en que ocurrió el hecho.

Luego de evaluar las pruebas presentadas por el Ministerio Público, el Tribunal 2º de Juicio de Aragua dictó la condena a los dos hombres, que están recluidos en el Centro de Atención al Detenido en la población de Alayón, mientras un tribunal de ejecución determina el centro penitenciario donde cumplirán la pena.

El 3 de diciembre de 2010 la Guardia Civil española detectó una señal proveniente de una página dedicada a pornografía infantil en Venezuela, por lo que enseguida alertaron a las autoridades venezolanas, según la investigación.

Tras las averiguaciones, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) capturaron a los dos hombres en sus viviendas en el estado Aragua, donde además encontraron manuales e instructivos para captar víctimas, con el objeto de abusar sexualmente de estas y difundir vídeos de pornografía infantil en redes sociales.

Las autoridades europeas suministraron información a Venezuela, específicamente a funcionarios de la División contra Delitos Informáticos del Cicpc, a través de una comunidad en la red denominada Cyberpolicías en la que más de 40 países participan desde 2003 y mantienen vigilados a los cyberdelincuentes en el mundo.