• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Condena a inspector y detective del Cicpc por extorsión a motorizados en Caracas

El Ministerio Público cooperará con las funciones del Cuerpo Nacional contra la Corrupción | Foto Archivo El Nacional

Los funcionarios del Cicpc fueron condenados a cinco años de cárcel | Foto Archivo El Nacional

También hay un mecánico implicado que cumplía el papel de colaborador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ronmel Maita (inspector) y Franyer Ponce (detective), funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, y el mecánico Jhon Guevara fueron condenados a cinco años de prisión por admitir su responsabilidad en la extorsión a un grupo de motorizados.

Los tres hombres fueron aprehendidos el 27 de agosto de 2014 en La Yaguara, parroquia Antímano del municipio Libertador.

En la audiencia preliminar, los fiscales 7º y 75º del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Pedro Lupera y Héctor Claro, respectivamente, ratificaron la acusación contra los dos efectivos y el mecánico por los delitos de asociación para delinquir, concusión y peculado de uso.

Adicionalmente, al inspector Maita se le ratificó la acusación por ocultar un arma de fuego y porte ilícito.

Tales delitos se encuentran previstos y sancionados en las leyes orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo; Contra la Corrupción; y para el Desarme y Control de Armas y Municiones.

Tras la admisión de los hechos por parte de los hombres, el Tribunal 23° de Control del AMC dictó la referida condena contra Maita, Ponce y Guevara, quienes se mantienen en el Centro Penitenciario Metropolitano de Yare III, ubicado en el estado Miranda, hasta que un tribunal de ejecución determine el sitio de reclusión donde cumplirán la pena.

Es importante destacar que los funcionarios del Cicpc adscritos a la División Contra Homicidios, detuvieron a integrantes de una línea de mototaxis, localizada en La Yaguara, con la finalidad de exigirles dinero a cambio de no involucrarlos en hechos punibles.

En este caso, el mecánico fungió como intermediario para realizar los procedimientos de enlace y entrega dinero por las víctimas.

Ante dicho escenario, un grupo de personas en representación de los motorizados afectados denunció la situación ante el Ministerio Público, razón por la que se coordinó una entrega controlada, donde se logró la aprehensión de los tres hombres en las áreas perimetrales de La Yaguara.

En este procedimiento se le incautó a Maita un arma de fuego y 25 mil bolívares en efectivo.