• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Comerciantes en toque de queda por inseguridad

Comerciantes del centro comercial La Villa han reducido su horario de trabajo por la delincuencia | Foto: Williams Marrero

Comerciantes del centro comercial La Villa han reducido su horario de trabajo por la delincuencia | Foto: Williams Marrero

Empleados del centro comercial La Villa han sido asaltados dentro de sus negocios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tres empleados de un establecimiento de comida rápida del centro comercial La Villa, ubicado en Montalbán, bajan la santamaría de golpe. Son las 7:15 pm y pese a que es viernes, ellos, al igual que el resto de los trabajadores de la zona, agilizan el cierre del día para evitar ser víctimas de la inseguridad.

Al lado, en otro establecimiento de comida, José Ojeda trabaja detrás de las rejas. “Antes trabajábamos hasta más tarde, pero cada vez estamos más expuestos. Cada semana es común ver cómo los delincuentes salen corriendo, pero nadie hace nada para evitar que arrebaten celulares, abran los carros o roben dentro de las tiendas”, dijo.

El horario del centro comercial La Villa es el del miedo. Antes de las de las 7:00 pm, las santamarías están abajo y queda poca gente en la calle. En una jornada se pueden registrar hasta nueve asaltos en negocios del centro comercial. El 13 de agosto después del mediodía tres mujeres, que tenían armas blancas, robaron una tienda de ropa de damas ubicada en el segundo piso. Jennifer Fernández, empleada del negocio, contó que las delincuentes se ubicaron en puntos estratégicos y mientras pedían unas prendas para medírselas, tumbaron un mostrador de ropa. Luego, salieron corriendo con unos pantalones.

“Mi compañera y yo estábamos nerviosas porque vimos que una de ellas tenía una navaja y afuera de la tienda estaba un hombre. Cuando salieron corriendo con la mercancía nadie las agarró. Después bajamos a hablar con el personal de vigilancia y estaban tomando. Una semana antes de este asalto, hubo asaltos en nueve negocios distintos”, relató.

Encerrados en sus casas. Francisco Hernández, vecino de Montalbán II, considera que la inseguridad en la zona ha empeorado desde hace unos años. Pero a su juicio, a raíz de la construcción de edificios de la Misión Vivienda se han multiplicado los atracos en la urbanización cometidos principalmente por motorizados.

“Estamos indefensos. Ahora cualquier muchachito te pone una pistola cuando te vas a subir al carro. Hay presencia de la policía, pero hace falta más. De aquí me voy a mi casa para estar seguro, comenta rápidamente Hernández.

Además de los arrebatones y  los asaltos en comercios de Montalbán, los hurtos dentro de apartamentos también tienen en alerta a los vecinos. Por ejemplo, en el edificio Comodoro, ubicado en Montalbán II y en el conjunto Don Vicente, en Montalbán III, algunas puertas han sido violentadas por hombres que se llevan objetos de valor.

El 15 de agosto uno de los propietarios del edificio Comodoro se vio afectado. Ese día a las 11:00 am, mientras trabajaba, unos delincuentes forzaron las puertas de su casa y se llevaron dinero en efectivo y objetos de valor. “Se puso la denuncia en el Cicpc de La Vega, pero la policía no resolvió nada. Solo vinieron a tomar la denuncia y a ver el apartamento”, precisó un familiar de la víctima que, por temor a represalias, no dio más detalles.

Todos los consultados en Montalbán, sin excepción, han denunciado que requieren más seguridad. En la tercera avenida de Montalbán I, sin embargo, algunos residentes declaran con miedo luego de que el sábado 2 de agosto, a las 2:00 pm, una señora que limpiaba la fachada de su quinta iba a ser secuestrada por dos hombres armados. El crimen se frustró cuando varios residentes salieron de sus casas gritando para pedir ayuda. El hecho se registró a 200 metros de un módulo de la PNB.