• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Consternación en Ciudad Belén por homicidio de los niños

Con mucho dolor, la comunidad de Guarenas llevó a los dos niños asesinados en Ciudad Belén, Sergio Antonio Serrano y José Miguel Garcia. Ambos fueron enterrados en la misma fosa en el cementerio "Jardines El Cercado" | Foto: Raúl Romero / El Nacional

Con mucho dolor, la comunidad de Guarenas llevó a los dos niños asesinados en Ciudad Belén, Sergio Antonio Serrano y José Miguel Garcia. Ambos fueron enterrados en la misma fosa en el cementerio "Jardines El Cercado" | Foto: Raúl Romero / El Nacional

José Miguel García y Sergio Serrano fueron enterrados juntos ayer al mediodía en el cementerio Jardines El Cercado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

José Miguel García y Sergio Serrano jugaban juntos, murieron juntos y fueron enterrados juntos ayer en el cementerio Jardines El Cercado de Guarenas. Familiares, vecinos y amigos les dieron el último adiós a los niños de 9 y 10 años de edad que fueron asesinados el sábado en Ciudad Belén. Detrás del llanto y la tristeza, el único clamor de las personas era que caiga todo el peso de la ley al responsable de ambos crímenes.

“Las autoridades no pueden permitir que ese hombre salga a la calle. Queremos que se haga justicia para que ninguna familia pase de nuevo por una desgracia como esta”, dijo entre llantos Josefina Ruiz, madre de García.  

Ruiz señaló que el sábado su hijo salió de la casa a las 3:00 pm para visitar a una vecina, y que después de las 6:00 pm comenzó a preocuparse porque el niño no había regresado: “Él no acostumbraba llegar tarde a la casa. Por eso nos preocupamos. Al rato llegó la abuela del otro niño (Serrano), que nos contó lo que había pasado con la niña y salimos todos a buscarlos por el monte”.

Los niños fueron sepultados en la parcela que pagaron con los fondos recaudados por la comunidad. Serrano fue velado en el apartamento donde vivía con su familia en el edificio F de la Terraza 1 de Ciudad Belén. Antes de ir al camposanto, los niños y las mujeres de la comunidad cargaron en hombros la urna del niño y lo pasearon por los lugares donde solía jugar con sus vecinos. La caminata estuvo acompañada por el sonido de pitos y el chillido de las cornetas de las motos.

Los compañeros de colegio de ambas víctimas fueron al entierro acompañados por un grupo de maestros y representantes, que visiblemente afectados por la situación trataban de explicar a los niños lo que le ocurrió a sus compañeros. No hubo quien pudiera contener el llanto en el lugar cuando bajaron de las carrozas las dos urnas blancas.

“Hermanito, ¿por qué estás ahí? Yo siempre te regañaba porque te metías a jugar en esos montes. No es justo lo que te hicieron. ¡Párate de ahí, hermanito!”, gritaba insistentemente uno de los hermanos mayores de Serrano, aferrado a la parte posterior de la camioneta donde trasladaron el féretro.

Aunque el presunto responsable del doble crimen y de las heridas que sufrió la niña de 11 años de edad es un menor de edad y debe ser juzgado de acuerdo con la Ley Orgánica de Protección al Niño y el Adolescente, para la comunidad de Ciudad Belén justicia significa que permanezca en prisión la mayor cantidad de tiempo que sea posible.

No estuvo en Sepinami

Extraoficialmente se conoció que el adolescente detenido por el Cicpc por ser el presunto responsable de la muerte de Sergio Serrano y José Miguel García no estuvo recluido en la sede de Sepinami en Los Teques, que es un centro de reeducación de adolescentes en conflicto con la ley.

Fue detenido el 23 de diciembre de 2012 por haber agredido a dos niñas en la comunidad de Guacarapa, en Guarenas, pero sólo fue imputado por lesiones, y le otorgaron una medida cautelar.