• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Cicpc ultimó a un integrante de la banda del Coqui

A la morgue acudió la madre de Génesis Arguinzones | Foto William Dumont / Archivo

Foto William Dumont / Archivo

Luis José García se dedicaba junto con sus compinches al secuestro y extorsión de personas  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jueves en la tarde fue ultimado en el sector La Farmacia de la Cota 905, al enfrentarse con agentes del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas, Luis José García, de 23 años de edad, perteneciente a la banda del Coqui. En medio del intercambio de balas también murió un funcionario.

Garcia era padre de un niño y el menor de dos hermanos. Fuentes policiales indicaron que el hombre se dedicaba, junto con sus compinches, al secuestro y extorsión de personas.

 William Guerrero, de 39 años, fue asesinado de un tiro en la cabeza. El hecho  ocurrió ayer a las 6:00 am cuando se trasladaba a su sitio de trabajo en la calle principal de El Cementerio. Vecinos localizaron al hombre dentro de su camioneta modelo Blazer, color vinotinto, frente a la imprenta donde laboraba como litógrafo.

 Familiares indicaron que a Guerrero, que era sordomudo, lo intentaron robar, pero como se resistió lo mataron.  Agregaron que la víctima tenía siete hijos, vivía en Antimano y no le conocían enemigos.

En el kilómetro 16 de El Junquito fue hallado el martes pasado el cuerpo de Eliemar Ollarmes, de 32 años. Residía en San Bernardino y trabajaba como mecánico en un taller de Sabana Grande. Su hermana, Yesenia Ollarmes, contó que desde el martes a las 5:00 pm no sabían de su paradero, por lo que el jueves se acercaron a los diferentes cuerpos policiales, y fue donde recibieron la mala noticia.

Añadió que su hermano fue localizado sin su documentación. La victima deja un hijo, era el mayor de cuatro hermanos y se desconoce si tenía algún problema.

En el barrio Marín del sector La Guitarrita en San Agustín encontraron el cadáver de Luis Alfredo Vargas Lista, de 35 años, en una alcantarilla. La victima vivía en la zona, llevaba una semana desaparecido y trabajaba en el área de mantenimiento en la estación Capuchinos del Metro de Caracas.

Según familiares, fue asesinado a golpes y presumen que fue un ajuste de cuentas.