• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Cicpc ultimó a hombre solicitado por homicidio

El enfrentamiento comenzó en la esquina de Urapal y finalizó en San Bernardino

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un hombre que nunca fue cedulado fue ultimado en un enfrentamiento con funcionarios de la División contra Robos del Cicpc el jueves en la noche, entre las avenidas Ávila y El Parque en San Bernardino. Presuntamente estaba implicado en el homicidio del detective de la policía judicial Jackson Manuel Rodríguez Ferrer, de 30 años de edad.

El individuo fue identificado como Jesús Alberto Ramos Caldera, de aproximadamente 24 años de edad, murió en el Hospital Vargas.

El hecho comenzó a las 6:50 de la tarde cuando en el Cicpc se recibió una llamada que indicaba que los ocupantes de un Chevrolet Aveo, gris, placas AD372JA, habían intentado ingresar al estacionamiento de residencias Parque Caracas. Una comisión de la División contra Robos se trasladó al lugar y al verificar que efectivamente había un vehículo con esas características en la zona, le dieron la voz de alto al conductor del carro, pero este emprendió la huida.

Mientras tanto, los policías le hicieron seguimiento y al llegar a la calle José Guillermo Schael, en la esquina de Urapal, los ocupantes del Aveo abrieron fuego contra la comisión policial y se originó un tiroteo frente al edificio Di Masse.

Los ocupantes del vehículo bajaron del auto y emprendieron la fuga en diferentes direcciones. Unos funcionarios del Cicpc subieron en motos para continuar la persecución y tuvieron un segundo intercambio de disparos, esta vez en San Bernardino, con el hombre que luego murió en el Hospital Vargas.

En el tiroteo resultó herida una transeúnte identificada como Roxana Carrillo, de 42 años de edad, que fue llevada a la clínica La Arboleda. Recibió un tiro en el hemotórax.

Ramos Caldera, alias “el Chavo”, estaba requerido desde marzo de 2014 cuando presuntamente mató a Rodríguez Ferrer e hirió a tres detectives del Eje Central de Homicidios que, junto con otros seis funcionarios, acudieron a allanar una casa en el barrio San Miguel, en la parte alta de la Cota 905. Los agentes iban en busca del hombre conocido como “el Gordo Edwin”, pero “el Chavo” los emboscó.