• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Cicpc investiga retención de cadáver en funeraria

El hombre murió en el Pérez de León y lo llevaron a la Prefaleal sin autorización de la familia. Depositaron cuerpo en la morgue

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Parientes de Juan Bautista Durán, de 77 años de edad, que murió en el hospital Pérez de León II, en Petare, denunciaron que el cuerpo del hombre fue retenido en una funeraria que no fue contratada por ellos para el velorio y el sepelio.

Durán falleció luego de tres meses de reclusión en ese centro; había sufrido un accidente cerebrovascular. El deceso ocurrió el domingo a las 4:00 am y sus familiares se enteraron el lunes.

Jesús Cardozo, sobrino de Durán, llegó al hospital el martes y le dijeron que el cuerpo estaba en la funeraria Prefaleal, al lado del centro asistencial. Al ir a esa empresa le dijeron que los gastos serían 14.000 bolívares, dinero que la familia no posee por carecer de recursos económicos. Durán era nativo y vivía en Turgua, El Hatillo.

Cardozo dijo que hicieron diligencias para velar a su tío en otra funeraria, además de pedir ayuda económica para costear esos gastos. Lograron que una alcaldía donara una fosa en La Peste, en el Cementerio General del Sur.

Agregó que el cuerpo de su tío fue retenido en la funeraria porque Janeth Flores, encargada del negocio, lo primero que le dijo al verlo fue: “Quiero mi dinero ya”. Además le indicó que por cada día que pasara, el monto a pagar sería superior.

Con una comisión del Cicpc la familia retiró el martes el cuerpo de la funeraria para llevarlo a la morgue en calidad de depósito. Los parientes pagaron 2.000 bolívares, pero la funeraria se negó a entregarles el permiso de inhumación sin el cual no pueden enterrar a Durán.

José Pineda, empleado de la funeraria, dijo que el servicio fue solicitado por Johander González que llevó un permiso de la junta comunal de Turgua porque los familiares de Durán no habían llegado. Agregó que desde ese momento se montó la capilla y se preparó el cadáver. Posteriormente la funeraria decidió llevar el cuerpo a la capilla que tienen en la sucursal de San Martín.

El ministro Néstor Reverol, al enterarse de este caso, pidió ayer a Humberto Ramírez, director del Cicpc, que iniciara una pesquisa en torno a este hecho. Averiguarán si la funeraria tiene permiso para operar.