• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Cicpc detuvo a estafadores que importaban chatarra

Funcionarios de la policía judicial aprehendieron a dos personas implicadas  | Foto: Alex Delgado

Cicpc | Foto: Alex Delgado

La banda delictiva solicitó a Cadivi más de un millón de dólares para importar maquinaria para la industria avícola que nunca compró

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Cirminalísticas detuvieron a cuatro presuntos estafadores que solicitaron a Cadivi 1.880.000 dólares a través de una empresa avícola, dinero que supuestamente sería utilizado para comprar maquinaria, y cuando los contenedores llegaron a Venezuela estaban cargados de chatarras, informó el ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Néstor Reverol.

Señaló que el 22 de febrero fueron detenidos cuatro hombres en Catia La Mar cuando conducían dos contenedores de la compañía Tecnoavícola, C.A. Los individuos fueron identificados como Kervi Antonio Fernández Cánsales, de 31 años de edad; Fermín Ángel Rolando Pascual, de 35 años; Frank Alexander Cáceres Peña, de 38 años de edad, y Ramiro Marcos Rodríguez Mandret, de 31 años de edad.

Cuando los funcionarios que los detuvieron solicitaron la documentación del cargamento, en los papeles se señalaba que se trataba de maquinaria industrial deteriorada y sin valor comercial. Sin embargo, de acuerdo con la documentación, se decían además que llevaban nuevas máquinas evisceradoras (diseñada para el descabezado y eviscerado de sardinas y otros pescados).

La compañía utilizó para gestionar en Cadivi la entrega de más de un millón de dólares facturas proforma falsas de una supuesta compañía de Estados Unidos. El ministro Reverol indicó que la empresa dueña de ambos contenedores está registrada bajo el nombre de Tecnoavícola C.A y tiene sede en Valencia.

La primera solicitud hecha a Cadivi fue por 911.513 dólares, con fecha del 9 de julio de 2012, y la segunda por 893.911 dólares, del 12 de julio de ese año.

Una compañía estadounidense habría sido la responsable de embarcar la chatarra que llegó al país, específicamente al puerto de La Guaira, el 6 de enero de este año.

 

Reverol también informó que el presidente de la empresa Tecnoavícola, Ángel Hugo Largo Mejías, tiene orden de captura en el país, aunque los funcionarios determinaron que salió de Venezuela el 24 de febrero por Maiquetía.

Además se dio la alerta roja a Interpol para ordenar su captura en cualquier parte del mundo.

El dato

La empresa Tecnoavícola C.A estafó al país por un monto de 8.084.000 bolíavares (o 1.880.000 dólares). El Cicpc indicó que además del dueño de la compañía, hay otras dos personas solicitadas, que son los propietarios de los contenedores en los que trajeron la chatarra.