• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Cicpc: Bandas de secuestro se concentran en Barlovento y Tuy

Una propiedad de “El Loco Barrera”, incautada en 2012, es la nueva sede nacional de Antiextorsión y Secuestro del Cicpc | Foto William Dumont

Una propiedad de “El Loco Barrera”, incautada en 2012, es la nueva sede nacional de Antiextorsión y Secuestro del Cicpc | Foto William Dumont

Ayer fue inaugurada la Unidad Nacional de Antiextorsión y Secuestros del Cicpc en el Alto Hatillo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el eje de Barlovento, en Ocumare del Tuy y en los Valles del Tuy, en el estado Miranda, se concentran las bandas más grandes de secuestradores, dijo el director del Cicpc, comisario José Gregorio Sierralta.

“Estamos actuando constantemente contra estos criminales; debemos reconocer que hay todavía líderes negativos que se mantienen en las zonas, pero que vamos a trabajar para neutralizarlos”, precisó.

Para el comisario, en Caracas persisten algunas manifestaciones de secuestros. Sin embargo, de acuerdo con datos del Cicpc y la GNB en la capital se han generado 70 plagios, al menos, en el primer semestre.

Sierralta reiteró las cifras dadas por el ministro Miguel Rodríguez Torres la semana pasada, que indican que los secuestros se han reducido en 52,3% con respecto a 2013. “El año pasado, a esta fecha, teníamos 220 secuestros y actualmente llevamos la mitad”. Añadió en los estados donde más se han reducido son Barinas, Aragua y Portuguesa.

Un total de 179 funcionarios del Cicpc está asignado a la investigación de secuestros, afirmó. “Como el delito fluctúa y sus manifestaciones no son una constante, nuestros policías están viajando por todo el país. A la hora que se requiera algún tratamiento especial en materia de secuestro, el resto de los investigadores también está presto a reforzar esos equipos en el aspecto criminalístico y técnico, como por ejemplo en las experticias telefónicas y la cantidad de artificios que en el ámbito técnico ponemos en práctica para lograr el rescate de una persona y el desmantelamiento de algunas bandas”.


Estrenaron nuevas instalaciones. Sierralta inauguró ayer la sede de la División contra Extorsión y Secuestro del Cicpc en el Alto Hatillo, en una quinta que era propiedad de Juan Fernández, un lugarteniente del narcotraficante colombiano Daniel “El Loco” Barrera. La propiedad fue incautada en 2012 por la Oficina Nacional Antidrogas y posteriormente fue entregada a la policía judicial.

Parte del programa del acto estuvo dedicada a la condecoración de funcionarios con el llamado “Cangrejo de Oro y Bronce”. Se premió al grupo que logró el rescate del comerciante portugués, Joao Dos Santos Correia, en junio de 2013, que estuvo cautivo durante 11 meses en un sótano bajo tierra, en una zona boscosa de Carabobo. También se repartió una torta con motivo del cumpleaños del comisario Sierralta.

Aunque la casa es de difícil acceso, debido a su ubicación en el sector Cantarrana del Alto Hatillo y con poca oferta del transporte público, el jefe del Cicpc señaló que allí se atenderá a los ciudadanos e insistió en la importancia de denunciar ante esa División.

“A la comunidad le pedimos que confíen en el cuerpo de investigaciones y en todos los cuerpos de seguridad del Estado. Tengan confianza de que vamos a responder en el marco de la ley y respetaremos los derechos humanos. Si no se denuncia, se alimenta la industria del secuestro que ya no es considerada una industria como antes. Actualmente hay bandas dispersas que aún operan en el país, pero que con el sistema de georeferenciación de bandas, hemos ido identificándolas”, puntualizó.

Ataque al Picure
El director del Cicpc, José Gregorio Sierralta, confirmó que la División de Drogas del cuerpo detectivesco quedó a cargo de la Oficina Nacional Antidrogas, pero aclaró que la supervisión seguirá dependiendo de la directiva del Cicpc: “Tenemos que trabajar en el aspecto legal para que haya una reforma de la ley y se cree la unidad, bien sea en la Guardia Nacional Bolivariana o que nazca otro organismo especializado en materia de investigación de drogas".

Sobre los casos de extorsión en el país, Sierralta dijo que en el estado Guárico la banda liderada por José Tovar Colina, alias Picure, se mantiene operando. Sin embargo, señaló que están trabajando en el desmantelamiento de esta peligrosa agrupación delictiva: “De los 50 miembros de la banda del Picure, van 21 miembros que han sido neutralizados. Varios de ellos son jefes. También les hemos ido incautando los bienes".

La organización del Picure es señalada por extorsiones a comerciantes del sur de Aragua y de Guárico. También ha sido vinculada con el auge del robo de camiones de carga entre El Sombrero y Calabozo.