• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Designación de Reverol acentúa militarización de la seguridad

Hasta los momentos Reverol fue presidente de la ONA y viceministro de Seguridad Ciudadana, al mismo tiempo / Ernesto Morgado

Hasta los momentos Reverol fue presidente de la ONA y viceministro de Seguridad Ciudadana, al mismo tiempo / Ernesto Morgado

Rocío San Miguel aseguró que la decisión rompe con la promesa de desmilitarizar la función policial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Néstor Luis Reverol es el primer oficial activo de la Fuerza Armada Nacional que nombra el presidente Hugo Chávez para ocupar el Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia. Será, además, la décimocuarta persona que desempeñará ese cargo durante el actual régimen.

Anteriormente, el jefe del Estado había designado a tres militares en retiro para el despacho de Carmelitas: el coronel (Ejército) Luis Alfonso Dávila, el capitán de navío Ramón Rodríguez Chacín y el general en jefe (Ejército) Lucas Rincón Romero.

En todos esos casos las gestiones tuvieron como factor común el incremento de las tasas de criminalidad violenta a pesar del uso de los distintos componentes militares para tareas específicas en materia de seguridad ciudadana. De allí el llamado del Presidente a incrementar la “efectividad”.

El nombramiento de Reverol, según la directora de Control Ciudadano, Rocío San Miguel, acentuará la tendencia militarizadora más aún cuando el Viceministerio de Sistema Integrado de Policía es ocupado por el mayor general retirado (Ejército) Hugo Carvajal Barrios, antiguo titular de Inteligencia Militar.

“Esto rompe con la promesa de la Constituyente de 1999 en cuanto a la desmilitarización de la seguridad ciudadana”, advirtió.

Cerca del poder

Reverol se graduó como licenciado en Ciencias y Artes Militares en la Escuela de Formación de la Guardia Nacional en 1984, promoción Batalla de

Araure

Entre sus habilidades está la de piloto de aeronave. Cuando era un oficial subalterno formó parte del Comando Antidrogas de la Guardia Nacional. Durante el gobierno de Chávez formó parte de la

Casa Militar

Allí se dio a conocer ante el Presidente, quien lo designó en febrero de 2007 para ocupar la presidencia de la Oficina Nacional Antidrogas. Fue el primer militar activo en este cargo.

En febrero de 2011 el mandatario le ordenó ocupar el Viceministerio de Prevención y Seguridad Ciudadana. Reverol asumió este cargo sin dejar la conducción de la ONA. Por esta razón, el oficial ha sido uno de los funcionarios con más poder dentro del Gobierno.

A pesar del discurso “duro” de Chávez contra Estados Unidos en materia de drogas, Reverol ha sabido llevar relaciones en un plano netamente técnico con cuerpos policiales foráneos, lo cual le ha permitido llevar a cabo las capturas de importantes traficantes de drogas, desde Salvatore Miceli (el “canciller” de la Cosa Nostra) hasta Daniel Barrera Barrera, señalado como el sucesor de Pablo Escobar Gaviria.

Durante su gestión en la ONA, fue reformada la ley sobre drogas y se aprobó otra norma para la protección del espacio aéreo. El Gobierno, además, firmó acuerdos de cooperación con más de 30 países. El texto firmado con Italia, por ejemplo, abre la posibilidad de que los policías de ese país lleven a cabo operaciones encubiertas en Venezuela.

Fría acogida. San Miguel señaló que el nombramiento del general va contra la línea que promovía el ministro saliente, Tareck el Aissami, en materia policial.

“Se niega el compromiso establecido en la Conarepol, y que recogía Soraya el Achkar, de trabajar el asunto de la seguridad desde una perspectiva netamente civil. Todos los estándares internacionales hablan de una separación entre lo civil y lo militar en esta materia”, afirmó.

Los representantes del “ala civil” del MRI, como El Achkar y Edwin Rojas (director de Prevención del Delito), no han fijado posición sobre el nombramiento de Reverol. En cambio, ambos han expresado elogios por el ministro saliente.

El único que dijo algo distinto fue Pablo Fernández, secretario técnico de la Comisión Presidencial para el Control de Armas, Municiones y Desarme, quien señaló vía Twitter que el general “es garantía de continuidad de los aciertos de la gestión de Tareck (El Aissami)”.

Durante su ascenso en el MRI Reverol ha eludido las polémicas. Nunca ha querido contestar a Walid Makled, quien señaló al general de haber dispuesto para uso personal de los bienes que le decomisaron a partir de octubre de 2008.

El general tampoco entró en polémicas con el coronel retirado de su misma fuerza, Eladio Aponte, cuando declaró que tanto él como el general Clíver Alcalá eran los zares de la droga.

“Que dé pruebas”, fue toda su respuesta. Las evidencias, hasta ahora, no han llegado.