• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Cerraron empresa funeraria en Petare

Presuntamente funcionaba clandestinamente desde hacía 12 años. Sólo tenía permiso para contratar las pólizas de seguros funerarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Cicpc cerró el miércoles en la noche el local donde funcionaba la empresa Prefaleal –registrada para vender pólizas de servicios funerarios– y también el espacio de nueve metros cuadrados que servía de capilla para velatorios, que la funeraria Memorial alquilaba a Prefaleal en San Martín.

Al lado de Prefaleal está la funeraria El Gólgota, en el muro de Petare, y que no tiene los permisos requeridos. Funcionaba clandestinamente desde hacía 12 años. En el local se hacían trámites para velatorios y sepelios.

A principios de esta semana se presentó una situación irregular porque los familiares de Juan Bautista Durán, de 77 años de edad –que murió en el hospital Pérez de León de Petare II el domingo pasado– no autorizaron el traslado del cuerpo a esa empresa. El cadáver fue retenido desde ese día hasta el martes porque sus familiares no tenían recursos para pagar 14.000 bolívares.

El ministro Néstor Reverol ordenó al Cicpc iniciar una pesquisa sobre lo ocurrido. Janeth Flores, encargada de Prefaleal, y otros empleados fueron citados por el Cicpc.

Se investiga si es cierto que esta empresa hacía velatorios en las casas de los fallecidos y que, si sus familiares no tenían recursos para pagar, se llevaban televisores o cualquier otro objeto hasta que cancelaran.

Igualmente se pesquisa si había alguna conexión entre empleados de la morgue del Pérez de León II y Prefaleal para llevar cadáveres a esa empresa sin autorización de los parientes.

Sepelio

El cadáver de Juan Bautista Durán, que estaba en la morgue de Bello Monte en calidad de depósito luego de ser sacado de la Prefaleal por una comisión del Cicpc y sus familiares, fue sepultado el miércoles al mediodía. Durán, que estaba domiciliado en Turgua, zona rural de El Hatillo, sufrió un ACV y estuvo recluido tres meses en el hospital Pérez de León de Petare II.