• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Carteles mudan la producción de cocaína a Venezuela

El vehículo fue trasladado a la sede policial de San Antonio | AVN

El vehículo fue trasladado a la sede policial de San Antonio | AVN

Hallazgo de 43 laboratorios de droga en 2013 es récord y representa incremento de 79%. El “apoyo logístico” y los ríos navegables facilitan el asentamiento de estos enclaves en Zulia, afirmó ex jefe Antidrogas de la GNB, Jairo Coronel Figuera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Memoria y Cuenta del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz reveló que durante 2013 fueron halladas en la frontera con Colombia 43 instalaciones destinadas a la fabricación de sustancias ilícitas, lo que representa un récord y un incremento de 79% con respecto a 2012.

Sobre este punto no se ofrecieron mayores detalles, a pesar de que si se compara con los informes de años anteriores, esta cifra no tiene precedentes. El récord en cuanto al hallazgo de los que comúnmente se denominan “laboratorios de la droga” estaba vigente desde 2009, cuando fueron detectados y desmantelados 26.

En 2012 fueron destruidos otros 24 laboratorios. El total del año pasado representa un incremento de 79%.

La Organización de Naciones Unidas y el Departamento de Estado de Estados Unidos han catalogado a Venezuela como un territorio de tránsito de las drogas (principalmente cocaína y marihuana) producidas en los países de la región andina.

No obstante, la ex presidente de la Comisión Nacional contra el Uso Ilícito de Drogas (Conacuid), Mildred Camero, advirtió que el incremento en el número de laboratorios detectados en 2013, unido a la tendencia durante los años anteriores, indicaría que el territorio nacional también es utilizado para la fabricación de tales sustancias.

“Hay que tomar medidas. Venezuela ya está produciendo su propia droga, y esto es muy grave”, alertó.

La pasta base y la goma. Los primeros enclaves para la fabricación de drogas en el país fueron hallados durante el segundo gobierno de Rafael Caldera en la sierra de Perijá, en Río de Oro, Amazonas y Táchira. Eran cobertizos rudimentarios usados para almacenar la goma de amapola (caso de la serranía) y también para elaborar mediante procedimientos elementales la pasta base de coca.

Lo que ocurre ahora, según Camero, es que los carteles han logrado integrar todas las fases de producción en torno a los laboratorios. Esto implica que los grupos pueden someter la pasta base a procesos de decantación, refinación y secado en un mismo lugar. “Ya no es solo la pasta base sino el clorhidrato de cocaína”, dijo.

La Memoria y Cuenta del MRI señala que los laboratorios estaban destinados solo a la fabricación de pasta base. Pero el testimonio aportado en marzo del año pasado por el entonces titular del MRI, Néstor Reverol, luego del descubrimiento de un enclave en el municipio Semprún del Zulia, confirma que en ese sitio se llevaba a cabo todo el proceso de transformación de la hoja de coca hasta el producto final. De allí la presencia de instalaciones eléctricas, caminerías, tanques para químicos y habitaciones para el secado de las panelas en hornos microondas.

Concentración. Los laboratorios detectados en 2012 por fuerzas militares venezolanas estaban en Zulia, Táchira, Apure y Delta Amacuro. En 2013 todas las instalaciones para fabricación de drogas fueron encontradas en el municipio Jesús María Semprún, en el estado Zulia. Esta situación se ha mantenido en los casos reportados este año.

El coronel retirado de la GNB, y ex jefe Antidrogas de ese componente, Jairo Coronel Figuera, atribuyó la concentración de laboratorios a la existencia en esa zona de una retaguardia que asegura un flujo constante de la materia prima para la fabricación de la cocaína, como es la hoja de coca. Los departamentos colombianos Norte de Santander y Cesar han sido tradicionalmente asiento de plantíos de coca que suelen pasar a territorio venezolano.

“Los dueños de los laboratorios además cuentan con apoyo logístico más favorable en ese sector. Aunque están en la frontera, es probable que los insumos químicos sean provistos desde ciudades venezolanas”, advirtió.

Explicó que la zona posee numerosos ríos que facilitan el traslado de personas, materia prima, herramientas e insumos para la elaboración del alcaloide.

Observó que en la década pasada los principales enclaves estaban en Apure. En su criterio esta condición se alteró por la facilidad que actualmente ofrece el territorio zuliano.

Fuentes militares informaron que la misma zona donde se instalaron los laboratorios en 2013 fue escenario de migraciones forzadas de colombianos que participaban en el paro campesino, una protesta fomentada por las FARC. En julio, los desplazados invadieron una finca cercana a la frontera.

Coronel afirmó que los desplazamientos en el eje Tibú-Rio de Oro han sido constantes debido a los ataques contra la población civil por parte de guerrilleros y paramilitares.

La ex presidente de Conacuid destacó que la investigación sobre los grupos que poseen los laboratorios es nula. Indicó que los militares se contentan con destruir las instalaciones utilizando explosivo para demoliciones, y que rara vez se producen detenciones. Esto impide precisar cuáles grupos u organizaciones son responsables de los campamentos.

Cifra

10 laboratorios para producción de clorhidrato de cocaína han encontrado los funcionarios militares durante 2014. Todos en el municipio Semprún del Zulia. Uno de los enclaves fue detectado gracias al rastreo de un vuelo ilícito, informó el presidente de la ONA, general de brigada Alejandro Kerelis.