• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Capturaron al autor de doble crimen en restaurante de La Campiña

Lina Andrea Páez, hija única de Jorge Páez Téllez, relató que su papá fue al restaurante de La Campiña a instalar una campana en la cocina | FOTO ÁLEX DELGADO

Lina Andrea Páez, hija única de Jorge Páez Téllez, relató que su papá fue al restaurante de La Campiña a instalar una campana en la cocina | FOTO ÁLEX DELGADO

El señalado es un extrabajador del negocio que quedó inconforme con el pago de las prestaciones sociales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La División contra Homicidios del Cicpc capturó a José Joharwind Amarista Piojo, de 18 años de edad, por su presunta implicación en el doble homicidio de Ramón Celestino Camacho Guerra, de 50 años de edad, y del plomero Jorge Rafael Páez Téllez, de 52 años, hallados atados y degollados el jueves en la mañana en el depósito del restaurante 100% Riko, ubicado en la calle Las Trinitarias de La Campiña, detrás de Pdvsa.

En las próximas horas el detenido será presentado por Fiscalía ante un juzgado de control de Caracas.

Se conoció que Amarista Piojo cumplió 18 años de edad la semana pasada y trabajó en el negocio más de un año. El hombre informó a su patrón que se retiraría y que deseaba trabajar el preaviso. Sin embargo, Camacho Guerra, dueño del local, le dijo que le pagaría y que no era necesiario que hiciera el preaviso. Le pagó 15.000 bolívares. No obstante, el hombre quedó inconforme y volvió al restaurante. En esa segunda oportunidad el propietario de 100% Riko le entregó otros 8.000 bolívares.

Al parecer, Amarista no estaba a gusto con el monto cancelado y planificó ultimar a su expatrón. El miércoles en la noche se presentó al negocio con un primo y un amigo para consumar su plan.

Camacho Guerra le abrió la puerta porque lo conocía. Luego de cometer el doble crimen, Amarista y sus cómplices robaron dinero y huyeron.

Lina Andrea Páez, hija única del plomero Jorge Páez Téllez, también asesinado en el mismo hecho, acudió a la morgue de Bello Monte a retirar el cadáver, al que le asignaron el número 415 de mayo, y contó que su padre era nativo de Barranquilla, Colombia, y estaba nacionalizado venezolano. Desde hace aprooximadamente 25 años residía en el país.

Ella se enteró del crimen cuando el padre y una hija del dueño del restaurante fueron a su casa en El Junquito para notificarle lo ocurrido. Páez Téllez fue al negocio para instalar una campana en la cocina.

“Que Dios los perdone, me quitaron a mi padre. Que paguen por su crimen. No les deseo mal, pero que cumplan su castigo”, dijo al referirse a los tres implicados en doble crimen. El Cicpc prosigue los allanamientos en busca de los otros dos hombres que actuaron en ese hecho.

Caso Lomas de Urdaneta. Yanaira Amaro, tía de Heineker Omar Vargas Amaro, de 21 años de edad, ultimado a tiros junto con Félix Junior Dicuru Díaz, de 25 años de edad, frente al bloque 11 de Lomas de Urdaneta, el jueves en la madrugada, explicó que la noche del crimen unos 10 jóvenes estaban reunidos y a eso de las 2:00 am decidieron retirarse y fue cuando llegaron varios individuos al sitio.

Vargas y Dicuru corrieron y los delincuentes les dispararon, luego se devolvieron y los remataron a tiros en la cabeza. Vargas fue despojado de un celular Samsung y su cartera. El joven era el segundo de dos hijos, era padre de un niño de un año de edad, laboraba como ascensorista en un edificio en Altamira Sur y residía en Propatria. En sus ratos libres jugaba beisbol en el estadio del MOP.

Amaro recordó que no es la primera vez que son víctimas de la violencia, pues hace 18 años su hija que en esa época tenía 3 años de edad recibió un tiro que le ocasionó una lesión medular. El hecho ocurrió en Propatria cuando un motorizado le disparó a un perro y el proyectil impactó un poste, rebotó y alcanzó a la niña. Ahora la joven camina con dificultad.