• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Capturado hombre por crimen de bebé de un año y medio

Isauri Blanco se desmayó dos veces en la morgue | Foto Álex Delgado

Isauri Blanco se desmayó dos veces en la morgue | Foto Álex Delgado

El suceso ocurrió en una casa de Las Mayas a la que el presunto homicida le quitó la energía eléctrica luego de cometer el crimen

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Guardia Nacional Bolivariana detuvo a un carretillero del mercado de Coche como presunto implicado en la tortura y muerte de un bebé de año y seis meses de nacido de nombre David Alejandro Yurbe Blanco, hecho ocurrido el sábado en la noche en una casa de la parte alta de Las Mayas, sector Ezequiel Zamora.

Isauri Blanco, madre del niño, explicó que el hombre, a quien conocen como Miguel Ángel, tenía dos meses domiciliado en su vivienda porque antes vivía en la calle.

El sábado 27, Blanco, su pareja y el niño, junto con Miguel Ángel, fueron a una fiesta en la zona. Cuando Miguel Ángel decidió irse a la casa se llevó al niño. Más tarde, cuando la madre del bebé y su pareja llegaron a la vivienda la encontraron sin energía eléctrica. El cadáver del niño estaba en la cama mientras el hombre negaba que lo hubiese matado.

Ante esa situación la pareja arremetió contra Miguel Ángel a quien le propinaron dos machetazos que le ocasionaron lesiones leves, lo hirieron en la cara y en la cabeza. Ante el ataque, el presunto homicida huyó de la vivienda y se lanzó por un barranco de donde fue sacado por una comisión de la GNB.

Ayer en la mañana el hombre fue trasladado a la morgue de Bello Monte para someterlo a un examen médico forense antes de ser presentado ante un tribunal de control para ser imputado por el Ministerio Público.

A la salida de esa dependencia, el hombre iba custodiado por dos funcionarios de la GNB que fueron sorprendidos cuando la madre de la víctima trató de golpearlo y lo increpó sobre el crimen cometido.

Minutos después, y presa de los nervios, Blanco cayó al piso y perdió el conocimiento. Entre tanto otras mujeres que estaban en la medicatura forense gritaron improperios contra el hombre y pidieron justicia.