• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Campaña contra la violencia deberá apoyarse en autoridades locales

Se debe reforzar a las policías regionales y municipales, indicaron expertos | Cortesía Polimiranda

Se debe reforzar a las policías regionales y municipales, indicaron expertos | Cortesía Polimiranda

“Los que están matando hoy se criaron y crecieron con el desorden como un valor particular”, afirmó el criminólogo Freddy Crespo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La campaña para disminuir la violencia criminal, anunciada por el presidente Nicolás Maduro, deberá tomar en cuenta las realidades de cada localidad y sustentarse en las autoridades elegidas en cada una de ellas.

Así lo señalaron en forma independiente los sociólogos José Luis Fernández, de Cecodap, y Luis Cedeño, de Paz Activa,  así como el criminólogo Freddy Crespo, de la Universidad de Los Andes.

Todos valoraron como positiva la convocatoria del presidente Nicolás Maduro a los gobernadores y alcaldes para coordinar acciones concretas en esta materia.

Fernández levantó un mapa sobre las muertes violentas en cada parroquia venezolana, basado en datos del Anuario de Mortalidad del Ministerio para la Salud. Indicó que los homicidios con armas de fuego se dan en cinco contextos básicos: violencia urbana entre bandas juveniles y por robos; por actividad productiva; fronteriza y por delito organizado.

Explicó que en lugares como Temblador, en el estado Monagas, y en el norte de Bolívar una porción importante de los homicidios está asociada a la actividad sindical, mientras que en Río Caribe, San Juan de las Galdonas y Porlamar la razón primordial de los crímenes es el delito organizado en torno al tráfico de drogas.

“Por tanto, las medidas que funcionan con los jóvenes excluidos de Los Magallanes de Catia no necesariamente servirán en Porlamar donde el problema parece ser el crimen organizado”, explicó.

Según el criminólogo Freddy Crespo no se puede construir una política macro contra la violencia sin tomar en cuenta lo local.

“La violencia en Caracas no es la misma que en Mérida, Maracaibo y Valencia. Cualitativamente se mueven distinto. Hay que considerar las particularidades”, afirmó el investigador, que coordinó una encuesta de victimización comparativa entre localidades de Mérida y Caracas.

El director de Paz Activa, Luis Cedeño, señaló que en la iniciativa presidencial debe prevalecer una visión local.

“Esto pasa por reforzar los cuerpos de seguridad locales y regionales. Desde cada sitio los problemas se resuelven en forma más sencilla. Las autoridades locales tienen más oportunidad de éxito que las nacionales, que se dirigen desde el estado central”, añadió.


Los nuevos criminales. Con respecto a los ambientes urbanos, donde ocurre más cantidad de muertes violentas en el país, los investigadores recomendaron diseñar medidas especiales para jóvenes pandilleros.

Tanto Fernández como Crespo sugirieron que la criminalidad violenta es ejercida primordialmente por una nueva generación, cuyas motivaciones deben ser investigadas a fondo.

“Los que están matando hoy se criaron y crecieron con el desorden como un valor particular”, señaló Crespo. Fernández recomendó profundizar las campañas por el desarme, a través de la pronta reglamentación de la ley correspondiente.


La justicia más débil

Un estudio comparativo del Proyecto de Justicia Mundial concluyó en que el Poder Judicial venezolano tiene “el desempeño más pobre” de toda la región latinoamericana y caribeña.

La organización determinó que el país figura en el antepenúltimo lugar entre 97 analizados en materia de transparencia gubernamental. “La corrupción está extendida, el crimen y la violencia son comunes y el sistema de justicia criminal es inefectivo y sujeto a la influencia política”, señaló el diagnóstico correspondiente al período 2012-2013.

Hay además “serias fallas” en cuanto a las garantías de derechos fundamentales como el de libre expresión y privacidad. Las mejores calificaciones fueron obtenidas en las áreas de libertad religiosa, acceso a juzgados civiles y protección de derechos laborales.


Las políticas para el control de las armas y las municiones deberían determinar cuáles serán los sectores de país que tendrán más facilidades en cuanto a la obtención de ambos artículos, así como el número de ellos. De esta forma se podrá precisar la producción anual de municiones por Cavim. Cálculos preliminares indican que podría ser hasta 30 millones.