• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Los Dos Caminos vivió una guerra de 20 minutos

Uno de los delincuentes le mostró a un Polisucre la granada que tenía en señal de amenaza y la lanzó | Foto @AlejandroFalconP

Uno de los delincuentes le mostró a un Polisucre la granada que tenía en señal de amenaza y la lanzó | Foto @AlejandroFalconP

Delincuentes se enfrentaron con armas de las FANB a funcionarios de Polisucre. Uno de los sujetos que intentó secuestrar a dos hermanos cuando llegaban a su casa murió en el tiroteo, cuatro policías fueron heridos con esquirlas de granada y otro de un tiro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con armas de fuego largas y cortas y granadas se enfrentó un grupo delictivo con comisiones de Polisucre el martes en la noche cuando la banda intentó secuestrar a dos hermanos, en la avenida Rómulo Gallegos, frente al CDI Los Dos Caminos. Ayer en la mañana en los alrededores del sitio quedaba una gran cantidad de conchas de proyectiles de la balacera que dejó un saldo de un delincuente muerto y cinco uniformados heridos. Rejas y vehículos con impactos de bala, una acera manchada de sangre y el asfalto quemado donde se incendió un carro luego de que explotó una granada es parte del rastro de la guerra que vivieron por casi 20 minutos los vecinos de Los Dos Caminos.  

Entre las 10:30 y 11:00 pm, bajaron de un Yaris azul 3 integrantes de la banda e interceptaron a un Toyota Corolla negro en el que iban un hombre, de 49 años de edad y su hermana, de 61 años de edad, que padece alzheimer, cuando entraban al estacionamiento de residencias Dos Caminos. Los hombres le pidieron a los ocupantes del Corolla que se pasaran al asiento posterior por lo que se presume que intentaron secuestrarlos.

A media cuadra del lugar, desde la plaza Miranda del centro comercial Millenium, dos funcionarios de Polisucre que estaban de guardia percibieron lo que ocurría y se dirigieron al sitio dándole la voz de alto a los delincuentes que respondieron con disparos. En el sitio se produjo un primer enfrentamiento mientras llegaban otras comisiones policiales en apoyo.

En medio del fuego cruzado los policías lograron rescatar a los ocupantes del Corolla para resguardarlos de la balacera. El intercambio de disparos prosiguió, en sentido este-oeste. A pesar del armamento de alto calibre que portaban los delincuentes los uniformados lograron acorralarlos entre la ferretería El Reloj y el edificio Carla. En ese lado de la avenida los delincuentes habían estacionado sus dos autos, el Yaris azul y un Toyota blanco.

Al verse perdido uno de los sujetos que portaba una granada la mostró a uno de los policías y desde el piso le dijo: “Mira lo que tengo aquí. Si no me dejan salir la voy a lanzar”. Y enseguida la arrojó. El artefacto explotó debajo del Corolla de las víctimas, que se incendió.

El tiroteo más fuerte se registró frente a la ferretería El Reloj, las rejas que protegen este negocio tienen múltiples impactos de proyectiles. Uno de los delincuentes, que recibió un tiro en la cara, cayó y no pudo alcanzar ninguno de los dos carros donde huyeron sus compañeros; murió al ser ingresado al Hospital Pérez de León. Los oficiales Erwin Freites, Frankel Arrioja, Jesús Cotty y Keiber González resultaron heridos con esquirlas de la granada en brazos y piernas y el oficial jefe Frank Campos fue herido en la cadera con un disparo y fueron atendidos en dos centros de salud.

La pesquisa. Al concluir el tiroteo comisiones del Cicpc llegaron al sitio para iniciar la averiguación. Allí recuperaron un fusil Kalashnikov AK-103 de fabricación soviética que solo posee la FANB, un cargador vacío y otro con 41 cartuchos así como la espoleta de la granada que estalló. También hicieron un recorrido por los edificios para solicitar la entrega de los videos que grabaron las cámaras de seguridad.

La identificación que harán del fallecido mediante la necrodactilia permitirá conocer al resto de los miembros de la banda que viene operando en el área metropolitana de Caracas y la procedencia del armamento que posee ese grupo. El viceministro de Seguridad Ciudadana, general Gabriel Oviedo, estuvo durante el levantamiento del suceso. 

El director de Polisucre, Manuel Furelos, destacó que los funcionarios que se enfrentaron a esa banda actuaron en desventaja. “La delincuencia se ha apertrechado de armas de fuego de alto calibre”, dijo y a la vez recomendó fortalecer a los cuerpos policiales. Señaló que la víctima del secuestro le dijo que nunca había visto una situación así, ni en las películas.