• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Instalación de 400 cámaras de seguridad genera suspicacia en vecinos

Cámaras de Seguridad en la urbanización Bello Monte | Foto William Dumont

Cámaras de Seguridad en la urbanización Bello Monte | Foto William Dumont

Aunque estos equipos ya están colocados en los municipios Sucre y Chacao, en Baruta sospechan que con ellos se busca monitorear a la población

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo que podría representar una solución al problema de la inseguridad es una fuente de desconfianza. No todos los vecinos de Colinas de Bello Monte, Cumbres de Curumo y El Cafetal están cómodos con la instalación de 400 cámaras de seguridad en el municipio Baruta, trabajo a cargo del Ministerio de Interiores como parte del Proyecto de Seguridad VEN 911, que se extenderá en todo el país.

El 27 de abril la página web Comunicas El Curumeño alertaba sobre una sospecha que genera el programa: pretende monitorear a la población como un mecanismo de control político.

“Colinas fue foco de atención nacional e internacional en las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro durante 2014”, se lee en la web.

Las dudas respecto a las verdaderas intenciones del plan aumentaron luego del asesinato del líder estudiantil de la UPEL Conan Quintana, hecho que no dejó registro audiovisual alguno a pesar de que el crimen ocurrió a pocas cuadras de la sede del ministerio.

“Mientras el ministro @MIJPVenezuela coloca cámaras para vigilar a comunidades que protestan, a 2 cuadras del ministerio asesinan estudiantes”, tuiteó el fundador de la ONG Comunicas, Juan Perfetti, el 15 de mayo.

El director de Seguridad Ciudadana de Baruta, Manuel Tangir, explicó que desde hace un año funciona un plan similar al del MIJP en las jurisdicciones de Sucre y Chacao, por lo cual le resulta incomprensible la aversión de los vecinos.

Tangir indicó que el plan tiene tres fases. En una primera etapa se instalarán cámaras en los corredores viales para crear un cordón de seguridad en las áreas de mayor tránsito de vehículos: Bello Monte, El Cafetal, Las Mercedes, autopista Prados del Este, Los Naranjos y La Trinidad. Luego se colocarán en las principales calles y avenidas de las urbanizaciones y, posteriormente, se situarán en 30 unidades de transporte público que contarán con botones de alarma y sistema de georeferenciación. Esta información será supervisada en el Centro de Emergencia 911, el cual estará ubicado en la antigua sede de la Cantv, frente a las canchas de tenis de Prados del Este.


A favor y en contra. “Si hubiese habido cámaras sabría quiénes me secuestraron”, opinó Luis Álvarez, joven de 28 años de edad que fue plagiado en las puertas de su negocio en Colinas de Bello Monte a las 8:30 am. “Hace dos días se llevaron una camioneta del garaje de un edificio vecino. Con cámaras la policía hubiese actuado”, dijo Marina Zozoulia, de Cumbres de Curumo.

“De los 365 días del año ¿cuántos hemos tenido guarimba y cuántos hemos sido víctimas de la delincuencia? ¡El sistema es excelente! La información estará centralizada, las policías podrán cruzarla entre sí y trabajar en conjunto y, además, emitirán respuesta inmediata para atender accidentes o siniestros” señaló Manuel Sánchez, vecino de Bello Monte.

“¿A dónde vamos si esto lo llevará el gobierno nacional? ¡Para mí, buscan chequearnos!”, opina Jesús Soengas de El Cafetal. “Vivimos en una sociedad de cómplices. Esto solo es un negocio para ganar biyuyos”, agregó José Luis Rodríguez, de Cumbres de Curumo.

Tangir rechaza los “radicalismos inconscientes” y defiende lo que considera un trabajo técnico: “Todos los países desarrollados cuentan con cámaras de monitoreo. Si eso favorece la seguridad del municipio, lo  apoyaré”.


Mecanismo disuasivo. El consultor en seguridad Domingo Coronil cree que la instalación de cámaras de seguridad puede ser un extraordinario elemento disuasivo para reducir la delincuencia siempre que vaya acompañada de una capacitación profesional de los policías encargados de monitorearlas.

“Para que puedan ser consideradas preventivas deben estar supervisadas en tiempo real para dar respuesta inmediata. De lo contrario, podrían ayudar a hacer un rastreo, servir para tener data o vigilar a los funcionarios que estén en puntos de control. Si el plan no va de la mano de un programa de conexión tecnológica completa, con centros de monitoreo y personal capacitado, se tratará de un elefante blanco”.

El abogado criminalista Fermín Mármol García explicó que el plan de monitoreo de ciudades está inserto en el Patrullaje Inteligente por cuadrantes, que forma parte del programa Gran Misión A Toda Vida Venezuela.

Considera que las grabaciones constituyen pruebas que pueden prevenir delitos o reprimirlos y añade que el temor de la población pudiera reducirse con una campaña divulgativa que comunique el objetivo del plan y sus beneficios.